Menú Buscar
El líder de CSQP en el Parlamento catalán, Lluís Rabell, en una imagen de archivo / CG

Rabell niega que exista un mandato plebiscitario sobre un referéndum unilateral

Apuesta por acabar con el inmovilismo con un Gobierno español progresista y lamenta el “golpe de Estado” en el PSOE

2 min

El líder de Catalunya Sí Que Es Pot (CSQP) en el Parlamento catalán, Lluís Rabell, ha asegurado que “no existe un mandato plebiscitario, pese a la existencia de una mayoría parlamentaria”, que avale un referéndum unilateral, que carece de apoyo social e internacional.

Rabell ha centrado buena parte de su intervención en la sesión sobre la cuestión de confianza a la que se somete el presidente Carles Puigdemont, al retroceso social existente en Cataluña.

Ha recordado las diversas ocasiones en las que los socios del Junts pel Sí --CDC y ERC-- han votado separados, o cuando los convergentes lo han hecho junto al PP, en cuestiones relacionadas con las políticas sociales, mientras que las resoluciones aprobadas en el pleno sobre pobreza celebrado en el Parlamento catalán no se han cumplido.

En defensa de las políticas sociales

Respecto al rechazo de CSQP a los presupuestos de 2016, ha reprochado a Puigdemont que priorizara el pacto con la CUP, pero no para favorecer la gestión social.

Considera que “una desconexión unilateral no puede reunir ni mayorías en España ni apoyos externos. No puede hacerse de espaldas a la mayoría social diversa que existe en Cataluña”.

“Es hora de abandonar el inmovilismo –ha añadido--, pero también de la huida hacia delante”. De ahí que CSQP defienda un referéndum pactado con el Estado “como punto de encuentro de muchos ciudadanos insatisfechos”. Rabell cree necesario un reconocimiento internacional, algo que solo es posible con un referéndum que reúna todas las garantías legales.

Ha negado que exista un enfrentamiento eterno entre Cataluña y España, y ha apostado por un Gobierno alternativo de la izquierda liderado por Pedro Sánchez. En este sentido, lamenta el “golpe de Estado” que, a su juicio, se está cometiendo en el PSOE por querer dialogar con las fuerzas independentistas.