Menú Buscar
Jordi Sánchez y Artur Mas / EFE

Nadie sabe quién dirigirá la Crida Nacional per la República

Carles Puigdemont pone pegas a Jordi Sànchez, propuesto por Artur Mas para tender puentes entre las familias neoconvergentes

23.10.2018 08:53 h.
3 min

La pugna interna en Junts per Catalunya para liderar la Crida Nacional per la República está haciendo aflorar viejas rencillas. Artur Mas, su antigua mano derecha, David Madí y Quico Homs están presionando a Carles Puigdemont para conseguir que coloque como líder de la nueva plataforma a Jordi Sànchez.

De momento, el expresidente no ha tomado una decisión, pero los hombres de Mas le insinúan que de ella dependerá la posición futura del PDeCAT en torno a integrarse o no en la nueva organización.

La ponencia constituyente

De hecho, en los contactos Puigdemont recibe siempre el mismo mensaje: si Jordi Sànchez es el presidente de la Crida, no habrá problema con el PDeCAT.

Sin embargo, Puigdemont no tiene clara su apuesta, aunque se acerca el día de la constitución del partido. Por eso, el expresidente encargó a Sánchez hacer la ponencia constituyente de la nueva organización, optando por una opción intermedia hasta la decisión final.

Aparece Aurora Madaula

No tendría la presidencia, pero sería el alma mater de la nueva formación. Sànchez se puso manos a la obra, pero no tardó en encontrarse con una sorpresa poco agradable. La sorpresa se la llevó en la persona la diputada de Aurora Madaula, que le visitó en la prisión de Lledoners.

Madaula le explicó las enmiendas aplicadas a su ponencia, unos cambios que suponen una auténtica enmienda a la totalidad, según explicó posteriormente el activista preso, y que evidencia la distancia que separa a las dos familias herederas de CDC.

El papel de Agustí Colomines

Se da la circunstancia de que Madaula es la compañera sentimental de Agustí Colomines, uno de los ideólogos del independentismo, que fue gurú de Artus Mas y que en estos momentos lo es del movimiento neoconvergente en encabeza Carles Puigdemont desde Bélgica.

Colomines fue el director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña durante dos años, y fue cesado tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Entre 2007 y 2013 fue presidente de la fundación Catdem, de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Recientemente fue noticia por asegurar en público que la independencia de Cataluña tardará más en llegar “si no hay muertos”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información