Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante una conferencia en París / EFE

Puigdemont esconde la queja del Gobierno francés contra el ‘procés’

La Generalitat, que negó el conflicto diplomático generado por su defensa de la autodeterminación de la ‘Catalunya nord’, admite ahora que hubo un comunicado, pero lo oculta al Parlament

3 min

El Gobierno de Carles Puigdemont, que se había negado a reconocer la existencia de un conflicto diplomático con Francia por su defensa de la autodeterminación de la Catalunya Nord, ha admitido ahora que el Ejecutivo español le envió por fax el comunicado galo. Y aunque la Generalitat debía notificar ese escrito, al que ha tenido acceso Crónica Global, al Parlament, lo cierto es que no consta que se haya informado oficialmente del mismo a la Cámara catalana.

La carta de Francia contra el 'procés'Arranca el conflicto en noviembre de 2016, cuando el Parlament aprobó una resolución, presentada por la CUP y los votos de Junts pel Sí, favorable a la autodeterminación de los llamados Países Catalanes, que incluyen la denominada Catalunya Nord. El Gobierno francés envió una carta al Ministerio de Exteriores, en la que lamenta la injerencia del Parlamento autonómico en los "asuntos interiores" del país vecino.

Tras conocerse la queja del Gobierno galo, Ciudadanos pidió explicaciones al consejero de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raül Romeva, quien aseguró el 16 de diciembre que no le constaba “ninguna comunicación formal por esta cuestión”.

Enviado vía fax

C's insistió en este conflicto institucional y, finalmente, el 1 de marzo de este año, Romeva admitió que tanto el Gobierno español había tramitado a la Generalitat “mediante fax del 14 de noviembre de 2016 y a título informativo copia del escrito enviado por el Gobierno de la República francesa, vía nota verbal de 7 de noviembre de 2016, con el ruego de que el Govern de la Generalitat dé traslado al Parlament”. Romeva reconoció, asimismo, que el Gobierno andorrano había cursado un comunicado similar por los mismos hechos.

Sin embargo, no consta que, oficialmente, Romeva haya comunicado al Parlament esas quejas. Las resoluciones aprobadas en la Cámara catalana también generaron malestar en Mónaco.

Propuesta de comisión bilateral

Por todo ello, la diputada de Ciudadanos, Susana Beltrán, ha presentado una propuesta de resolución en el Parlamento catalán en la que se insta al Govern a activar la comisión bilateral Estado-Generalitat, conforme al artículo 183 del Estatuto de Autonomía de Cataluña, para tratar los temas de acción exterior y, en particular, los recientes incidentes con Francia, Andorra y Mónaco.

La diputada de la formación naranja recuerda en la exposición de motivos de su iniciativa, que, según el derecho internacional, “España es responsable del comportamiento de todo órgano del Estado, ya sea que ejerza funciones legislativas, ejecutivas, judiciales o de otra índole, cualquiera que sea su posición en la organización territorial del Estado”.