Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès, visitando a los presos del ‘procès’ un día después de la toma de posesión de su cargo / EP

Purga en el Govern por los presos en plena polémica sobre los indultos

ERC entrega a JxCat la llave de las cárceles donde cumplen condena los líderes del 'procés', mientras elimina cargos afines a Puigdemont en la ideologizada Consejería de Interior

7 min

El debate sobre los indultos ha demostrado que los cambios propiciados por Pere Aragonès en su Govern están cargados de significado. Fruto de unas intensas negociaciones, ERC gestiona ahora la Consejería de Interior, mientras Junts per Catalunya (JxCat) asume la de Justicia.

O lo que es lo mismo: los republicanos han entregado las llaves de las cárceles donde cumplen condena los presos del referéndum del 1-O a los neoconvergentes, mientras se deshacen de cargos afines a Carles Puigdemont que estaban al frente de la seguridad en Cataluña.
 

Los posibles indultos a los líderes del 'procés' protagonizan la actualidad / EP

Los intensos movimientos en el sottogoverno se producen en plena polémica sobre la concesión de los indultos a los condenados del procés, mientras el independentismo exige amnistía y "autodeterminación".

Canje en Interior y Justicia

Esquerra siempre tuvo claro que quería asumir Interior para demostrar que es un partido capaz de gestionar el orden público, una competencia que nunca había ejercido hasta ahora. De ahí el canje con Justicia. Se trata de dos consejerías con vasos comunicantes, por eso incluso se planteó la posibilidad de crear una macroconsejería que uniera ambos departamentos.

“En el partido no olvidan que, cuando ERC era titular de Justicia, Junts presionó para que abriera las cárceles a los presos del 1-O sin acatar las órdenes judiciales”, explican fuentes soberanistas. Ahora es JxCat la que tiene esa potestad, con Lourdes Ciuró (JxCat) al frente.

nogueras
Tuit de Miriam Nogueras (JxCat) sobre los presos independentistas

Ciuró tendrá como número dos a Quim Clavaguera, hasta ahora director general de Justicia Juvenil. El nombramiento de Clavaguera como secretario general de Justicia ha sorprendido a los trabajadores de este departamento, ya que “el cargo que ocupaba hasta ahora no garantiza que tenga conocimiento de la administración de Justicia”.

Desbandada en Justicia

“Hay que esperar a que la consejera anuncie los ejes de su acción política y cómo los lleva a cabo el nuevo secretario”, añaden fuentes sindicales, aunque confiesan su malestar con el cambio de color político. “Por nuestro historial en relación con los cargos políticos y de libre designación, ha habido más relación y accesibilidad con los de ERC que con los exconvergentes”, explican.

Patricia Gomà, hasta ahora secretaria general, pasa al departamento de Educación, mientras que el secretario de Relaciones con la Administración de Justicia, Joan Domènec Abad, se despidió ayer de los funcionarios. Asimismo, el director general de Derecho y de Entidades Jurídicas, Xavier Bernadí, abandona el cargo para convertirse en secretario del Govern.

¿Qué pasa con Calderó?

Una de las incógnitas es el destino de Amand Calderó, hasta ahora secretario de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima, un activista independentista que avaló la semilibertad de los condenados por el referéndum. Tal como publicó Crónica Global, los republicanos consideran que el perfil buenista y conciliador de Calderó le hace apto para ocupar un alto cargo en la cúpula de los Mossos d’Esquadra y contentar a la CUP, formación que ha apoyado la investidura de Aragonès con el compromiso de que el nuevo Govern acometa la remodelación del modelo policial catalán.

El asalto a la sede de ERC el pasado martes tras un desahucio ejecutado por los Mossos d’Esquadra fue el primer aviso de los antisistema al nuevo presidente, que ha colocado a Joan Ignasi Elena, exportavoz de los presos del 1-O, al frente de Interior. Elena y Calderó comparten perfil conciliador, aunque algunas fuentes consideran que los neoconvergentes “se fían” de este cargo republicano que podría seguir en Justicia.

ERC coge el mando de una de las consejerías de la Generalitat más ideologizadas e inestables. Desde 2015 han pasado por Interior Jordi Jané, Joaquim Forn, Miquel Buch y Miquel Sàmper, todos ellos sometidos a cambios convulsos.

La sombra de Duart en Interior

Una de las primeras medidas de Esquerra ha sido apartar a Elisabet Abad de la secretaría general de Interior. Abad entró de la mano de Sàmper en la consejería en septiembre de 2020 y será sustituida por el republicano Oriol Amorós, veterano dirigente de ERC. El anterior mandato de Junts estuvo marcado por la decisión del expresidente de la Generalitat Quim Torra de ponerse al lado de los antisistema y de los Comités de Defensa de la República (CDR) en los graves altercados ocurridos tras la sentencia del procés, mientras ordenaba expedientar a los mossos que cargaron contra los violentos.

De esa politización da cuenta el hecho de que Jordi Jardí, director general de Administración de Seguridad, haya puesto su cargo a disposición antes de que Esquerra prescinda de él. “No soporta que alguien de ERC pueda cesarle”, afirman fuentes policiales.

La sombra de CDC en el departamento es alargada y se afianzó en época de Brauli Duart como secretario general de Interior. El ex director general de Mossos, Andreu Joan Martínez, era un firme defensor de una policía integral y de eliminar las competencias de Guardia Civil y Policía Nacional del territorio catalán. La previsible concesión de los indultos a los presos del 1-O despeja cualquier asomo de violencia en las calles. Pero conjugar los intereses de un cuerpo “quemado” por las pugnas políticas y la falta de recursos, con las exigencias de la CUP, no será fácil.