Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente y 'conseller' de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat, Jordi Puigneró / GENERALITAT DE CATALUÑA

Puigneró, de quejarse del "expolio" español con los peajes a rechazar abrir los de la Generalitat

El vicepresidente del Govern considera que levantar las barreras de la C-32 "no es la solución" para acabar con los atascos de la AP-7

Ricard López
3 min

El vicepresidente y conseller de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat de Cataluña, Jordi Puigneró (JxCat), descarta abrir los peajes de la autopista C-32 sur --dependiente de la administración autonómica catalana y de la consejería que él mismo preside-- como medida compensatoria ante la proliferación de atascos en la AP-7 desde que el Gobierno español acordó el fin de sus peajes.

Puigneró ha respondido de esta forma a quienes, incluso desde el propio Govern, como el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena (ERC), proponen levantar las barreras en la C-32 sur cuando la AP-7 vaya "muy cargada".

"Esa no es la solución", ha zanjado este miércoles el vicepresidente de la Generalitat. Una decisión y una postura que, siendo ahora competencia de su propia consejería, choca con la radicalidad y la vehemencia con la que Puigneró exigía al Gobierno español, hasta fechas bien recientes, que pusiera fin a los peajes de vías como la AP-7 en Cataluña, como así ha ocurrido.

Tuits de Jordi Puigneró quejándose de los peajes el año pasado / TWITTER
Tuits de Jordi Puigneró acusando al Gobierno español de no eliminar peajes / TWITTER

"Los catalanes ya hemos pagado bastantes peajes mientras en España se hacían autovías gratuitas", decía, por ejemplo, el 31 de agosto del año pasado, repitiendo, de este modo, una de las consignas más insistentes del nacionalismo gobernante en Cataluña en las últimas décadas. Tres días antes, el propio Puigneró celebraba que ese día 31 se pusiera "fin al expolio del Estado vía peajes", y exigía "su traspaso" a la Generalitat y "el rescate de los que quedan"

Todo ello no ha sido obstáculo para que el mandatario posconvergente reiterara este mismo miércoles, en el acto de presentación de la reactivación de las obras de la L9 del Metro de Barcelona, sus insistentes críticas al Gobierno por lo que considera una falta de inversiones en infraestructuras, "la mayoría competencia del Estado". Algo que relaciona, además, con los atascos de la AP-7 en las últimas semanas.

"El dinero" de la B-40

Por lo que respecta al anuncio del Ejecutivo español de retomar --y pagar-- las obras del Cuarto Cinturón del Vallès (B-40), Puigneró también se ha quejado diciendo que el Govern está "cansado" de los supuestos incumplimientos en infraestructuras por parte del Estado, y exigirle garantías de su traspaso a la Generalitat para decidir el trazado final.

"La infraestructura nos parece bien, pero queremos saber los detalles del traspaso y el dinero que debe venir, cómo se pagará", ha dicho.