Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente de la Generalitat y consejero de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró / EUROPA PRESS

Puigneró marca perfil ante Borràs y reclama "manos libres" para pactar con el PSC

Tras la marcha de Puigdemont, comienza la pugna entre dirigentes de JxCat, que afronta su congreso dividido entre partidarios de la confrontación y quienes abogan por volver al pactismo

4 min

Apenas habían transcurrido 24 horas desde la renuncia de Carles Puigdemont a presidir Junts per Catalunya (JxCat) cuando comenzaron las primeras pugnas entre dirigentes del partido. El vicepresidente de la Generalitat y conseller de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, ha marcado perfil ante Laura Borràs, y ha pedido "manos libres" para poder pactar con el PSC en las elecciones municipales de 2023. En un acto con militantes celebrado el miércoles por la noche, Puigneró reclamó "más propuestas de futuro y menos manifiestos", en referencia al impulsado para apoyar una candidatura conjunta entre Borràs y Jordi Turull. "En este partido no sobra nadie. Laura Borràs es un gran activo del partido, como también hay otra gente que necesitamos que esté".

Tras la marcha de Puigdemont, el partido afronta dividido el congreso que se celebrará el 4 de junio en Argelers (Francia). Por un lado, quienes se apoyan la confrontación con el Estado, como defiende el fugado y la presidenta del Parlament. Por otro, quienes defienden un cambio de estrategia, tal como ha hecho ERC, y no rechazan una sociovergencia que, de hecho, ya existe en la Diputación de Barcelona. De ahí ese tándem Borràs (presidenta)-Turull (secretario general) que defiende una parte de la militancia.

Otros defensores de la sociovergencia

Puigneró, en la línea de lo manifestado por su compañera en el consell executiu, la consejera de Justicia, Lourdes Ciuró, aboga por una apertura al PSC, lo que pasaría por dar libertad a los alcaldables de Junts para que puedan decidir su política de pactos en las elecciones municipales. Hay que tener en cuenta que JxCat no ha logrado culminar su pretendida OPA a PDECat lo que, unido a la irrupción del partido liderado por Àngels Chacón, Centrem, limita la política de pactos.

"No nos podemos limitar. Los de ERC lo harán; de hecho, ya lo han hecho. En los pueblos, los alcaldes deben poder tener manos libres para poder decidir los pactos que hacen con límites, como no pactar con Vox. Pero creo que el PSC aún no es como Vox", dijo el vicepresidente del Govern, tras precisar que eso no tiene por qué significar un pacto en el Parlament. "Querremos tener alcaldías para conseguir nuestro objetivo, ¿no? Con alguien tendremos que pactar. Con el PP es evidente que no; con Vox, menos; y los comuns no existen en el territorio", dijo.

Según Puigneró, el partido debe intentar ocupar todos los espacios de poder que pueda porque, en caso contrario, "los ocuparán otros y los utilizarán para hacer política" contra Junts. El dirigente neoconvergente cree que se debe mantener el pacto en la Diputación de Barcelona con el PSC porque, en caso de ruptura, los socialistas gobernarían en solitario y "gestionaran todo los recursos y el dinero del que dispone", cuestionando que ERC y los comuns acepten a Junts como acuerdo alternativo.