Menú Buscar
El presidente de la Generalitat Carles Puigdemont se hace un 'selfie' con dos gemelas / EFE

Puigdemont imita a Trump

La oposición acusa al Govern de hacer publicidad independentista en sus redes sociales, pero los expertos consideran habitual que los cargos públicos hagan un uso personal de sus perfiles

5 min

La delgada línea roja entre la cuenta oficial y la cuenta personal de los cargos políticos. Un debate frecuente en el ámbito parlamentario tras la irrupción de las redes sociales en la estrategia de comunicación de los gobernantes. El presidente catalán, Carles Puigdemont, está muy presente en Twitter y sus mensajes, donde se mezcla el discurso institucional y el ideológico, han sido duramente criticados por la oposición, que denuncia la práctica del bloqueo de determinados internautas.

El Govern niega que haya listas ideológicas y que una cosa son los perfiles corporativos y otra, la gestión particular de cuentas, mientras que los expertos aseguran que es muy habitual que los cargos públicos hagan ese uso personal. Y ponen como ejemplo el caso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, muy activo en Twitter.

 

“La mayoría de los cargos electos hace un uso personal de las redes sociales. Otra cosa son las cuentas oficiales. Es muy difícil distinguir ambos terrenos”, explica a Crónica Global el asesor de comunicación Antoni Gutiérrez-Rubí. Añade que “las redes sociales son un espacio donde las personas con cargos públicos se comportan como internautas. Puede que exista politización en los mensajes. Si es criticable o no, es otro asunto”.

Gutiérrez-Rubí pone como ejemplo paradigmático a Trump, una clase de dirigente “con una vinculación muy fuerte con sus electores”.

Logos y eslóganes de partido

La oposición política no lo ve así. Recientemente, la diputada de Ciudadanos Sonia Sierra denunció la tendencia de los miembros del Gobierno catalán a lanzar mensajes politizados en sus cuentas de Twitter. Lo hizo en la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament.

“Hablamos de logos de la Generalitat con eslóganes de partido. ¿Todos los catalanes debemos estar a favor de la independencia? La Generalitat debe dar un servicio público, pero utiliza cuentas oficiales pagadas con dinero de todos para publicitar mensajes a favor de la independencia”, manifestó la diputada.

Por su parte, la consejera de Presidencia, Neus Munté, distinguió entre “perfiles oficiales en las redes sociales que se ciñen a los objetivos generales de informar a la ciudadanía, y la gestión propia y personal de cuentas, que no tiene condición de oficial”. Munté admitió que esas cuentas “deben ofrecer una información veraz, pero no están sujetas estrictamente a las normas establecidas del Govern en materia de redes sociales”.

Guía de Redes Sociales de la Generalitat

La Guía de Redes Sociales de la Generalitat de Cataluña establece tres niveles diferentes de cuentas oficiales, cada uno con un protocolo de actuación propio, que se refiere a los perfiles corporativos de los diferentes departamentos y empresas públicas del Govern. Asimismo, incluye recomendaciones de uso para el personal de la Generalitat. “Cualquier trabajador de la Generalitat, con presencia en las redes sociales, puede expresar esta condición libremente. En este caso se recomienda especificar que los comentarios, puntos de vista y opiniones expresados en el perfil social son meramente personales”, indica. Añade que “debería evitarse participar en acciones o movimientos que puedan suscitar una degeneración de la reputación de la Generalitat y los servicios que ofrece”.

La diputada de Ciudadanos acusó a Puigdemont de bloquear en Twitter a personas “que nunca se han dirigido al president, pero todas ellas se han mostrado en contra de la independencia".

“No hay ninguna lista ideológica que guíe el uso de las cuentas oficiales de Twitter”, aseguró la consejera, quien precisó que el community manager del presidente catalán, Aleix Clarió, “asesora a Puigdemont, pero no gestiona su perfil, porque lo hace el propio presidente, quien ha recibido amenazas en las redes y las ha denunciado". "No digo que estas personas a las que se refiere usted lo hayan hecho”, precisó.