Menú Buscar
Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, en el acto organizado por el Gobierno catalán para mostrar su apoyo a la convocatoria de un referéndum de autodeterminación / EFE

Puigdemont, en Sant Jordi: “Cataluña hace del libro y de la rosa sus armas más poderosas”

El presidente catalán aplaude el apoyo del Gobierno para hacer de la diada Patrimonio inmaterial de la Humanidad pero carga contra el PP, el “heredero político” del franquismo

3 min

El mensaje institucional del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, por la diada de Sant Jordi se ha teñido de una reivindicación del procés. “Demostremos una vez más al mundo quiénes somos”, ha pedido a los miles de catalanes que saldrán a la calle para hacer acopio de la tradición y regalarse libros y rosas. Un reflejo de que Cataluña es "un país culto que hace del libro y de la rosa sus armas más poderosas”, según el líder de JxS.

Ha aplaudido el esfuerzo del sector librero en el momento actual, cuando las cotas de lectura bajan y la irrupción de las nuevas tecnologías también ha propiciado un cambio en el sector. Han aparecido los e-books y los editores se deben adaptar, aunque el libro en papel aún tiene una penetración alta en España.

Edición en catalán clandestina

El presidente catalán ha recordado que los grandes editores de Cataluña iniciaron su actividad en lengua catalana de forma clandestina. Una reflexión que le permite cargar contra el Gobierno y el apoyo de éste a la petición de que la Unesco reconozca Sant Jordi como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

“Cuantas más instituciones se añadan a nuestra propuesta, mejor”, ha asegurado. Una referencia a la visita de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría este viernes a Barcelona, criticada por algunos sectores de JxS. Con todo, en su mensaje institucional no se aleja tanto de los reproches que hizo el diputado de CDC Jordi Xuclà a la visita de la número dos de Mariano Rajoy.

PP, el “heredero” del franquismo

Puigdemont ha reivindicado que la candidatura ha sido impulsada por la Generalitat y la Cámara del Libro y que la festividad de Sant Jordi se puede celebrar gracias a quienes han podido mantener la “llama viva de la lengua y de la cultura” y no de los “herederos políticos de los que persiguieron la lengua y la cultura catalana”. Es decir, del PP.

También ha destacado que la reciente feria del libro infantil y juvenil de Bolonia (Italia) tuvo a Cataluña como invitada de honor. “Fue el primer país que aún no tiene Estado que tiene invitación”.

El discurso institucional significa el pistoletazo de salida a un día en el que las paradas de libros y rosas toman las calles catalanas. Pugidemont ha sentenciado que el protagonismo del 23 de abril “es de la gente”.