Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el Parlamento catalán.

Puigdemont responde al 'FernándezGate' con un llamamiento a la independencia

“Nos conviene cambiar de Estado y de época”, afirma minutos antes del debate de revocación de De Alfonso en el Parlamento catalán

María Jesús Cañizares
4 min

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado que, tras el escándalo de las grabaciones de las conversaciones entre el ministro de Interior, Jorge Fernández, y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso, “solo nos queda marchar cuanto antes” de España. Lo ha dicho en la sesión de control celebrada en el Parlamento catalán, minutos antes de que se debata la revocación de Daniel de Alfonso, pedida por todos los grupos, excepto el PP.

El diputado de la CUP, Benet Salellas, ha comparado la actuación de De Alfonso con la petición de siete años de cárcel a la que se enfrenta un trabajador de TV3 por filtrara datos. El antisistema ha explicado que su grupo ha presentado una petición favorable a que se haga el relevo en la OAC de forma inmediata, y ha expresado su rechazo a que Maite Masià, actual directora adjunta, porque aparece en el sumario de las ITV.

"Cloacas del Estado" 

Puigdemont ha dicho que hay que esperar al debate de los grupos para ver qué orientación que se le da a esta Oficina. “Nosotros no somos culpables, somos víctimas de las cloacas del Estado que nos ha perseguido”, ha dicho el presidente catalán, quien ha criticado que el ministro eluda dar explicaciones en el Congreso. “Mientras, el presidente Mas y las consejeras Ortega y Rigau son enviadas a juicio. Solo nos queda por decir ‘marchemos lo antes posible’”, ha dicho Puigdemont.

Posteriormente, y en respuesta a preguntas de Jordi Turull (JpS), ha puesto de manifiesto la necesidad “de cambiar de Estado y de época”.

El líder parlamentario del PP, Xavier García Albiol, ha instado a Puigdemont a acelerar la cuestión de confianza que él mismo propuso para que lo haga “antes de irse de vacaciones”. Por el contrario, el dirigente convergente ha desviado la atención hacia el ministro de Interior, al que ha calificado de “antisistema”, quien “sí debería dar explicaciones antes de irse de vacaciones” por el caso de la OAC.

Complicidad con CSQP

Lluís Rabell, representante de CSQP, y Puigdemont han coincidido en el perjuicio que, a su juicio, generaría un nuevo Gobierno del PP, frente a la necesidad de recomponer una mayoría a favor del derecho a la autodeterminación. Sin embargo, Rabell cree imposible “una hoja de ruta de desconexión unilateral”.

Para Puigdemont “lo difícil es la posibilidad de un referéndum con un Gobierno de Mariano Rajoy. Pero no podemos esperar a poner las cosas en el congelador y esperar a ponerlas en el microondas cuando la situación cambie”.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se ha interesado por la situación del proyecto BCN World, a lo que Puigdemont ha contestado que sigue vivo, se sigue trabajando en ello “y mañana se presentará la revisión del mismo”, ajustado a las necesidades de los inversores y del territorio. Ha agradecido el apoyo de los socialistas.

¿Quién se alegra del 'Brexit'?

Inés Arrimadas, presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos, se ha referido al Brexit y a las consecuencias de la salida de un país de la UE, en alusión a las aspiraciones independentistas de Cataluña. Puigdemont ha distinguido entre las previsiones “catastróficas” y la realidad porque “hay vida más allá del sector financiero”.

Arrimadas ha dicho que los únicos que se han alegrado del Brexit han sido Donald Trump, Le Pen, “partidos xenófobos y euroescépticos”, y “ustedes”.