Menú Buscar
Carles Puigdemont durante la entrevista en la ACN / JxCat

Puigdemont renunciará al acta del Parlament si consigue ser eurodiputado

El Estatut clarifica que el presidente será escogido por la Cámara catalana "de entre sus miembros", lo que impediría una investidura del fugado

5 min

Carles Puigdemont ha dejado entrever que renunciará al acta de dipuado en el Parlament de Catalunya si consigue el escaño para el Parlamento Europeo. La decisión anularía cualquier posibilidad para que el expresidente fugado a Waterloo pudiera ser restituido en el cargo, como pedía a Roger Torrent y motivo por el que lleva desde 2017 presionando a ERC. 

El fugado, en una rueda de prensa de la ACN, ha asegurado que su situación actual es de "diputado suspendido de forma ilegítima e ilegal". Así, ha asumido su nuevo rol y ha considerado que van a hacer "aquello que solo se puede hacer desde el exilio", puesto que no se fueron "para quedarse quietos". Ha revelado que han hablado con mucha gente para explicar "lo que está pasando en Cataluña", y que esa motivación les lleva a presentarse a las europeas. 

¿Qué dice la Ley?

La Ley Orgánica de Régimen Electoral General deja muy clara la incompatibilidad del cargo de diputado autonómico con el de europarlamentario. En su artículo 211 asegura que "las causas de inelegibilidad de los Diputados al Parlamento Europeo lo son también de incompatibilidad". Entre la exposición de causas: "quienes sean miembros de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas".

De la misma forma, el Estatut, ley de Presidencia de la Generalitat y el reglamento de la Cámara catalana recogen que "el presidente o presidenta de la Generalitat es escogido por el Parlamento de entre sus miembros". Por eso, si Puigdemont acaba por renunciar a su acta –aunque suspendida– no podría presentarse a una hipotética investidura

Contra Iceta

Puigdemont también ha cargado con dureza contra la decisión de hacer a Miquel Iceta presente del Senado, y con ello cierra la puerta a apoyar su nombramiento como senador por designación autonómica: "Ya tienen suficientes votos". Ha asegurado que estuvo "al lado del 155, actuando con Cs y el PP", y que "ha participado en manifestaciones con Vox". El presidente fugado en Waterloo ha sentenciado que "si hubiera hecho un discurso de empatía contra los que sufren" y de protección "a minorías que están perseguidas" la cosa sería diferente. 

También, ha recriminado al PSOE su apoyo al artículo 155 de la Constitución. El expresidente ha insistido varias veces en que "les hubiera gustado ver a otro PSOE, puesto que querrían saber su agenda y prioridades por Cataluña". Asimismo, ha establecido un parelismo entre Carme Fordacell y el candidato a presidir la Cámara alta de España, y se ha preguntado como puede ser que alguien haya terminado en la cárcel por permitir un debate. 

¿Miedo a las encuestas?

Puigdemont se muestra cauteloso ante las encuestas, aunque la del CEO le otorga representación en el Parlamento Europeo. Ha apostillado que "no existe una marca Puigdemont porque la gente no la compraría" y ha negado que Junts per Catalunya sea "una marca débil".  Lo que la gente ha visto en él, según explica, es "un presidente destituido ilegítimamente". 

Dice no dudar de las encuestas: "seguro que están bien hechas, pero no las miro y no por el tópico". Puigdemont insiste en que existe mucha volatilidad por factores que son incontrolables, como el impacto de las redes sociales. No obstante, denuncia que el hecho de no haber podido enviar papeletas a las casas por la polémica sobre su candidatura les puede perjudicar de forma muy negativa: "No sabemos el porcentaje, pero seguro que afectan".