Menú Buscar
El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont interviene en el acto del Consell de la República en Perpiñán (Francia) a 29 de febrero de 2020 / EUROPA PRESS

Puigdemont: “Solo un referéndum acordado puede sustituir el del 1-O”

El prófugo deja en el aire su papel en el nuevo JxCat: “No puedo hacer planes más allá de una semana

4 min

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont ha iniciado una gira preelectoral con la excusa de su libro, M’explico. Una gira que seguirá el domingo por la noche en TV3, donde responderá a las preguntas del director de la cadena, Vicent Sanchis, una semana después de que acudiera al plató el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras. Pero este jueves, el prófugo ha participado en RAC1, emisora en la que ha insistido en la idea de un nuevo referéndum, y donde ha dejado en el aire su futuro político.

El miércoles, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, puso sobre la mesa, de nuevo y en un intento de desviar la atención, su propuesta de organizar un nuevo referéndum secesionista en Cataluña. Puigdemont lo respalda, aunque sugiere que sea “acordado”. Solo una consulta pactada “puede sustituir” la jornada ilegal del 1-O. Esta, la opción consensuada, es “la primera opción siempre” para un “demócrata”, ha añadido.

No estaban preparados para la república

Preguntado por el otoño del 2017, el prófugo admite que no estaban preparados para avanzar hacia la república catalana. Pero no ha dudado en criminalizar a un Estado que “se comportó como un monstruo salvaje, pegando a la gente” que fue a votar en el referéndum unilateral. Asimismo, ha declarado que preveía una “escalada de violencia” porque tenía “casi la certeza de que el Estado no pondría límites a la violencia” para frenar el objetivo de la independencia. A pesar de todo ello, siguió con su pulso.

Puigdemont ha reconocido también que no está “nada contento” con lo que sucedió cuando decidió suspender la DUI el 10 de octubre de 2017 momentáneamente para “privilegiar la vía de diálogo” con el Estado, ya que este, ha dicho, aprovechó esto como una “debilidad” y empezó a “desencadenar la estrategia de la represión”. 

Discrepancias con Junqueras

Pero ya han pasado tres años de aquello, y los líderes del procés que permanecieron en España fueron condenados por sedición. No fue el caso de Puigdemont, que huyó a Bruselas, desde donde mueve los hilos para reconstruir el espacio posconvergente. ¿Será candidato del nuevo JxCat? Dice que no hace “planes más allá de una semana vista”, pero ha precisado en todo caso que el aspirante lo decidirán los asociados de la formación.

Además, afirma que no tiene ni idea de cuándo serán las elecciones catalanas, cuyo avance anunció Torra –que es quien tiene la potestad para convocarlas— sin fecha poco antes del estado de alarma. Finalmente, sobre la relación con Junqueras, ha confesado que no es “un cuento de hadas”, que hay “discrepancias”, pero que fueron “capaces de tejer una gran lealtad por encima de todo esto, que es la del 1-O”.