Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pasa revista a los Mossos d'Esquadra en una imagen de archivo / EFE

Puigdemont promete el cargo sin referencias a la Constitución ni al Rey

La presidenta del Parlament altera la fórmula legal, que obliga a jurar o prometer acatamiento a la Carta Magna; el Gobierno estudia impugnarla

María Jesús Cañizares
3 min

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha prometido el cargo, pero sin ninguna alusión a la Constitución o al Rey, como viene siendo habitual en la toma de posesión de los presidentes autonómicos. La Loreg (Ley Orgánica de Régimen Electoral General) y el decreto que regula la toma de posesión de los cargos electos establece la obligación de jurar o prometer el acatamiento a la Constitución y lealtad al Rey.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha leído el decreto de nombramiento y se ha limitado preguntarle: “¿Promete cumplir lealmente el cargo de presidente de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament?", a lo que Puigdemont ha contestado afirmativamente. El Gobierno español ha encargado a la Abogacía del Estado que estudie la posible impugnación del acto.

La última fórmula

En 2012, la fórmula utilizada por la entonces presidenta del Parlament, Núria de Gispert fue la siguiente: “¿Promete por su conciencia y por su honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat de Cataluña, con fidelidad al Rey, a la Constitución, al Estatuto de Autonomía y las instituciones nacionales de Cataluña?" A lo que Artur Mas contestó: "Sí, lo prometo, y en plena fidelidad al pueblo de Cataluña". Al igual que entonces, la foto del rey no presidió el acto, pues entonces fue tapada por una cortina negra.

Mas ha hecho una breve intervención ante los asistentes, más de 400, al acto celebrado en el salón Sant Jordi. Ha agradecido a los miembros del Gobierno saliente “que me han ayudado a dirigir el país en momentos apasionantes, yo sí que les doy las gracias por los servicios prestados”, en alusión al decreto de cese publicado en el BOE en el que, por primera vez, ni el presidente español ni el Rey han utilizado esa fórmula.

Citas marineras

La referencia ha sido muy aplaudida. Después, Mas no se ha resistido a utilizar una alusión marinera, a la que es muy aficionado y ha deseado “buena singladura” a Puigdemont “para llegar lejos y a buen puerto”.

Tras tomar posesión, el nuevo presidente ha pronunciado un discurso en el que ha hecho suya una frase del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la campaña electoral --“con quien no comparto ideología”, ha precisado--, según la cual “imposible es solo una opinión”, en alusión a su propósito de conducir Cataluña hacia la independencia. "Estamos ahogados y humillados", ha dicho Puigdemont.