Menú Buscar

Puigdemont da un paso a un lado y propone investir 'president' a Jordi Sànchez

El líder de JxCat apuesta por el diputado encarcelado desde hace cuatro meses en Soto del Real, anuncia la creación de un Consejo de la República en Bélgica y denuncia a España ante la ONU

4 min

El líder de Junts per Catalunya (JxCat) y expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha anunciado hoy, en un vídeo difundido a través de las redes sociales, que renuncia "de forma provisional" a su investidura y, en su lugar, ha propuesto el nombre de Jordi Sànchez, número dos de su lista y en prisión preventiva en la cárcel de Soto del Real desde hace cuatro meses.

También ha anunciado la creación de un Consejo de la República en Bélgica --país en el que reside tras huir de la justicia española-- para avanzar hacia la "independencia efectiva" de Cataluña.

La justificación, acabar con el 155

En el mensaje --de más de 13 minutos de duración--, Puigdemont ha explicado que ha contactado con el presidente del Parlament, Roger Torrent, para informarle al respecto y pedirle que lo antes posible abra una ronda de contactos con los diferentes grupos para investir al que será el presidente "de un Govern autonómico".

Según el expresident, Sànchez representa como nadie los valores de JxCat, es un "hombre de paz" y está "injustamente encarcelado", y ha argumentado que con su decisión quiere facilitar que las instituciones catalanas sigan gobernadas por el independentismo y no por "el autoritarismo del 155".

Denuncia ante la ONU

Por otra parte, Puigdemont ha anunciado que un equipo de abogados internacionales ha presentado esta tarde en su nombre "una demanda contra el Estado español ante el Comité de los Derechos Humanos de Naciones Unidas", para denunciar la "violación" de sus derechos.

El dirigente nacionalista ha explicado que esta acción legal pretende denunciar la "violación" por parte del Estado español de la "declaración universal de los derechos humanos y la carta de los derechos civiles y políticos".

"No nos rendiremos"

En su discurso, Puigdemont --que se ha presentado como "presidente de Cataluña"-- ha reiterado los argumentos lanzados durante los ya más de cuatro meses transcurridos desde su huida a Bélgica. En este sentido, ha reivindicado la "legitimidad" de su Govern; ha tildado la aplicación del artículo 155 de "golpe de Estado de apariencia constitucional"; ha denunciado la supuesta "persecución arbitraria" de los dirigentes independentistas, y ha criticado la "ofensiva sin límites" del Estado "para obligar a Cataluña a una rendición que no obtendrán".

Además, ha considerado que el Estado se dedica a "criminalizar el soberanismo"; ha asegurado a que Cataluña "se ha ganado el derecho" a ser una República independiente; ha lamentado que las instituciones catalanas "han sido ocupadas de forma ilegítima"; y se ha comprometido a actuar para "que el mundo conozca mejor los abusos de un régimen que pone a su jefe del Estado al frente de una estrategia para ir contra los catalanes". El líder de JxCat ha concluido subrayando que, en el camino hacia la secesión, "no nos rendiremos".