Menú Buscar
Elsa Artadi, Laura Borràs y Quim Torra, miembros del núcleo duro de Puigdemont y contrarios al bilingüismo en Cataluña, durante el acto de presentación de las candidaturas de Junts Per Catalunya / EFE

Puigdemont y su núcleo duro abren la veda contra ERC por la investidura de Sánchez

Elsa Artadi difunde una larga lista de supuestos agravios en la que critica con contundencia al recién nacido Gobierno, y recrimina a los republicanos que no lo bloquearan

7 min

Se abrió la veda. Y de forma más que contundente. Junts per Catalunya (JxCat) reconoce abiertamente su malestar por la formación del nuevo Gobierno de coalición progresista en España y parece decidida a ajustar cuentas con ERC por haber permitido con su abstención la investidura de Pedro Sánchez como nuevo presidente.

Los postconvergentes se han lanzado en tromba este domingo para criticar la formación del nuevo Ejecutivo y, con ello, el acuerdo de los republicanos con los socialistas. Y lo han hecho a través de sus redes sociales, utilizando a bombo y platillo un largo hilo de 15 mensajes Twitter de la concejala de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona Elsa Artadi, en el cual se exponen los presuntos agravios del recién estrenado Gobierno hacia el nacionalismo catalán.

"No se podía saber"

El extenso mensaje de Artadi ha sido retuiteado de forma casi inmediata por el fugado Carles Puigdemont, por su sucesor al frente de la Generalitat, Quim Torra, y aplaudido con entusiasmo por la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, entre otros dirigentes postconvergentes: "Un hilo muy revelador y de lectura obligada. Y, claro, nada de todo esto se podía saber", ha ironizado esta última, en un más que evidente reproche hacia ERC.

Lista de agravios

Así, Artadi se queja de que Sánchez se haya comprometido a hacer "una España fuerte y cohesionada", y recueda la lealtad que mantuvo hacia Mariano Rajoy cuando éste presidía el Gobierno en lo relativo al procés secesionista. Su lista de presuntos agravios incluye cuestiones que ni siquiera dependen del Poder Ejecutivo, sino del Judicial. Lo cual no supone para ella obstáculo alguno para acompañar su trabajada perorata dominical con el hashtag "#SánchezElDialogante".

Entre otros reproches y puyas hacia Sánchez y los republicanos, Artadi destaca los siguientes:

  • Que la JEC inhabilitara a Oriol Junqueras como eurodiputado y haya pedido lo mismo respecto al presidente de la Generalitat Quim Torra como parlamentario.
  • Que Sánchez se haya comprometido a dialogar con la Generalitat "dentro de la Constitución", como marca la legalidad democrática, algo que a juicio de Artadi "enmienda el acuerdo firmado con ERC". "Por eso quizá no hacía falta correr tanto", le reprocha a los republicanos.
  • Que la videpresidenta Carmen Calvo haya anunciado que la mesa de diálogo entre los Gobiernos español y de la Generalitat se enmarque "en la existente Comisión Bilateral. ¿Error de comunicación o gato por liebre?".
  • Que el Tribunal Supremo "mantenga encarcelado a Junqueras pese a la sentencia del TJUE que le reconoce la inmunidad como eurodiputado".
  • Que el Tribunal Supremo se alinee con la JEC y rechace medidas cautelarísimas para evitar la retirada del acta de diputado a Torra.
  • Que la Audiencia Nacional haya dejado en libertad bajo fianza a los CDR detenidos por presunto "terrorismo", habiendo vulnerado entre tanto, a su entender, "los derechos humanos".
  • Que siga como ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska, al que acusa de no haber investigado "torturas" y de "perseguir" a la plataforma secesionista Tsunami Democràtic. "Todo un ejemplo de progresismo", se mofa la concejal postconvergente.
  • Que Salvador Illa, nuevo ministro de Sanidad, haya acudido a manifestaciones constitucionalistas junto a miembros de Ciudadanos, PP y Vox "mientras gritan Puigdemont a prisión" --algo que no consta en el caso de Illa-- y que éste sea "contrario al referéndum de autodeterminación y a la amnistía. Magnífico para negociar", recrimina Artadi.
  • Que el concejal barcelonés Manuel Valls haya felicitado a la nueva ministra de Exteriores, algo que a su entender "tiene mala pinta".
  • Que el Parlamento Europeo haya retirado la condición de eurodiputado al líder de ERC, Oriol Junqueras, insinuando posibles "presiones" del Gobierno.
  • Que el juez Llarena mantenga las euroórdenes contra Carles Puigdemont y Toni Comín --fugados en Bélgica desde que declararon la independencia unilateral de Cataluña en octubre de 2017-- y que pida el suplicatorio al Parlamento Europeo "para intentar que pierdan la inmunidad como eurodiputados. Veremos qué votan los socialistas", ironiza.
  • Que el Tribunal de Cuentas se haya vuelto a activar e inicie el proceso de embargo del dirigente de ERC Josep Maria Jové por el 1-O. "Nuevo ataque en la causa general contra el independentismo", apunta.
  • Que la Guardia Civil haya citado a declarar a 19 personas por haber bloqueado el paso terrestre de la frontera con Francia en La Jonquera durante dos días, algo que la postconvergente considera "represión". 
  • Que el nuevo ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, aplaudiera en 2017 la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña a raíz de la DUI.
  • Que el nuevo ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, sea "juez y amigo" del magistrado Manuel Marchena y lo considere "un gran jurista", algo a su entender reprobable.

La andanada de Artadi ha sido rápida y debidamente aireada a los cuatro vientos por Puigdemont, Torra y los principales líderes de JxCat. Y a nadie se le escapa que el destinatario de la misma no es tan sólo el Gobierno progresista español, sino los socios de los postconvergentes en la Generalitat desde hace casi una década: ERC. Algo que éstos ya se veían venir.