Menú Buscar
Rueda de prensa del Govern tras el consejo ejecutivo / CG

Puigdemont se atrinchera en la "represión" del Estado para no modificar su respuesta al 155

El Govern tilda de “vergüenza democrática” el encarcelamiento de Cuixart y Sánchez y avisa de que la fuga de empresas perjudicará a España: “Antes pobre que rota”

4 min

El portavoz y consejero de Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, ha anunciado que el presidente Carles Puigdemont no se moverá de sus posiciones expresadas el lunes en respuesta al requerimiento del Gobierno español, que ha puesto en marcha el proceso de aplicación del artículo 155 de la Constitución española. Puigdemont se niega a aclarar si ha proclamado la independencia y, ante el nuevo plazo que acaba el jueves, no modificará su respuesta, basada en el diálogo.

Turull ha explicado que buena parte del consell executiu se ha dedicado a analizar la situación catalana tras la activación del artículos 155, así como el encarcelamiento de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, presidentes de Assemblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, por un presunto delito de sedición.

"Asistimos a un nuevo episodio de vergüenza democrática por parte del Gobierno español. Un tribunal incompetente les ha encarcelado por un delito inexistente. Lo que nunca hizo el tribunal de orden público con Òmnium en el franquismo lo hace ahora el Estado". ha dicho el portavoz, quien ha hablado de "presos políticos en pleno siglo XXI".

Llamamiento a movilizaciones masivas y pacíficas

"Hacemos un llamamiento a la serenidad y movilizaciones cívicas u pacíficas -ha añadido Turull- pues el mejor homenaje a Sánchez y Cuixart son movilizaciones multitudinarias, sin caer en las provocaciones de los estamentos del estado. Los dos han militado siempre en el pacifismo".

El Govern, según el consejero de Presidencia, "abrió en el Parlament una puerta sincera al diálogo y lo ha mantenido en las comunicaciones con el Estado. Pero al otro lado hay un Gobierno que mira en dirección contraria. Hay más represión, un intento de humillación al cuerpo de los Mossos d’Esquadra y acoso a las empresas catalanas haciendo normativas a medida para que se vayan de Cataluña. Quieren afectar a la economía catalana, aunque perjudique también a toda España. Antes pobre que rota".

Ha reiterado, respecto al 155, que la pregunta es "si el Gobierno quiere hablar. Este nuevo plazo para el 155, el Govern no se moverá de ese terreno. A partir del jueves, sabremos si el Estado cierra definitivamente las puertas y sigue con la represión. El Estado nos coloca ante la siguiente situación: o rendición o seguir adelante. Y la rendición no forma parte de ninguno de los escenarios de este Govern".

Por su parte, el consejero de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, ha abundado en los argumentos de Turull y asegura que, mientras el Govern defiende "democracia y diálogo", el Estado responde con "represión y presos políticos. Hace muchos años que nuestra movilización cívica y masiva se enmarca en la voluntad democrática de diálogo, de buscar soluciones negociadas. Negar la realidad no hará que esta desaparezca".