Menú Buscar
Carles Puigdemont durante las elecciones al Parlamento europeo / REUTERS - EE

Puigdemont se da dos meses para buscar una 'familia' política en Europa

El expresidente fugado de la justicia descarta regresar a Cataluña y reconoce no haber llamado a Junqueras porque le ha faltado tiempo para registrarse y hacerlo

5 min

El político catalán Carles Puigdemont aún no tiene grupo político en la Eurocámara. La falta de una familia política en en Parlamento supranacional relegó tanto al expresidente como al exconsejero catalán, Toni Comín, a vivir su primer pleno como europarlamentarios en el gallinero, un hecho que pretenden solucionar en los próximos dos meses. Un límite temporal que se no se ha propuesto, sin embargo, para volver a comunidad autónoma de Cataluña.

En el caso de que en algún momento pudiera volver a Cataluña sin ser detenido, Puigdemont ha detallado que lo primero que haría sería “visitar” a los políticos condenados por el 1-O. Un hecho que asegura que “debería poder” hacer por la inviolabilidad de su cargo, pero que contrasta con su relación con Oriol Junqueras, ya que el expresident ha reconocido que no le ha llamado porque no ha tenido tiempo de registrarse y hacerlo.

Enarbolado en la inmunidad

Puigdemont ha defendido en una entrevista en RAC1 que puede viajar por Europa sin ser arrestado --ya que la euroorden de detención que pesa sobre él sigue activa-- ya que tiene inmunidad parlamentaria, después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) le reconociera como eurodiputado. Ha defendido que “la inmunidad opera en toda la comunidad europea”, España incluida, y que “debe ser el Europarlamento” el que aclare la libertad de movimiento internacional de la que  dispone. Por ello él y sus aliados políticos se encuentran trabajando para que este punto sea aclarado.

El expresidente de la Generalitat fugado de la justicia española ha asegurado que desea volver pronto, tal y como ha dejado patente a través de sus redes sociales durante las pasadas navidades. Sin embargo, ha apuntado que sus expectativas se concentran en visitar la ciudad francesa de Perpinyà --a lo que se ha referido como “la Cataluña norte”--.

Recelo hacia el nuevo Gobierno

Al ser preguntado por su opinión respecto al futuro del independentismo con el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez, Puigdemont ha mostrado sus reservas y ha defendido que no es “nada optimista” por sus “antecedentes”. Ha recriminado al nuevo presidente no haberse entrevistado con Torra porque “la obligación de Sánchez es estar en reunión permanente con el presidente de la Generalitat”.

También ha opinado que la elección de Dolores Delgado como responsable de la Fiscalía General del Estado es una “incoherencia” y “abre más interrogantes que respuestas”. Para Puigdemont, la decisión del líder del PSOE envía “un mensaje de poca confianza en la independencia judicial”.

Pide la autodeterminación a Europa

El expresidente catalán participó el lunes 13 de enero en el pleno del Parlamento europeo, pero su primera intervención como eurodiputado no ha tenido lugar hasta un día después. En la entrevista de la mañana del martes ha asegurado que la democracia europea "necesita ser defendida, protegida y mejorada" en base a unos "derechos fundamentales" entre los que estaría, según él, el derecho a la autodeterminación.

Puigdemont ha declarado ante los representantes políticos internacionales que "Cataluña es ahora un asunto interno europeo" y que, ante la situación política que vive la región, la Unión Europea "tiene que avanzar" para reconocerles como estado. "El derecho a la autodeterminación es la vía más democrática de resolver problemas territoriales", ha afirmado el expresident