Menú Buscar
Oriol Junqueras, líder de ERC, y Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat / FOTOMONTAJE DE CG

Puigdemont llama al orden a Junqueras

El ‘president’ critica la gesticulación del líder de ERC: apoyó la suspensión de la DUI en la reunión del Govern (fue el único consejero que no votó, pero se sumó a la mayoría) y ahora se une a la CUP

3 min

Carles Puigdemont convocó ayer a su sanedrín. En principio para abordar el requerimiento que le envió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que explique si declaró la independencia de Cataluña, como paso previo a aplicar el artículo 155 de la Constitución (suspensión de la autonomía).

Sin embargo, uno de los objetivos del presidente catalán era llamar al orden a Oriol Junqueras, quien se ha sumado a las presiones de la CUP, Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium para levantar la suspensión de la declaración unilateral de independencia (DUI). “Si el Gobierno español no mueve ficha y se limita a activar el 155, es posible que se levante la suspensión, pero lo que menos necesita ahora el independentismo es visualizar su desunión”, explican fuentes conocedoras del cónclave.

Demasiada gesticulación

El presidente catalán citó a varios consejeros del Ejecutivo, así como a representantes de Junts pel Sí (PDeCAT y ERC) y de las entidades independentistas ANC y Òmnium, en el Palau de la Generalitat. Y aunque el objetivo era analizar la respuesta que se debe dar al requerimiento de Rajoy, Puigdemont acudió a esos encuentros con la finalidad de exigir unidad en unos momentos decisivos para el procés y, sobre todo, para pedir al líder de ERC y vicepresidente catalán que reduzca la gesticulación y sea coherente con la postura adoptada en la última reunión semanal del Consell Executiu.

En la misma, todos los consejeros votaron a favor de suspender la DUI excepto la consejera de Educación, Clara Ponsatí, que se opuso. Junqueras, por su parte, decidió no votar y apoyar lo que decidiera la mayoría. Una postura que fue muy criticada por los consejeros de PDeCAT, según han admitido a Crónica Global fuentes de esta formación. “Decidió no mojarse, algo que ya viene siendo habitual”, denuncian las citadas fuentes.

Los bolos del vicepresidente

La decisión de suspender la DUI irritó a dirigentes de ERC como Marta Rovira, Jordi Sebrià o Joan Tardà, pero finalmente los republicanos secundaron la decisión de Puigdemont, solemnizada en el Pleno del Parlament celebrado el pasado martes.

Sin embargo, en las últimas horas, Junqueras se ha sumado a las presiones de la CUP. Y posiblemente, temen en PDeCAT, aumente su gesticulación a lo largo del fin de semana, pues los republicanos tienen previsto una reunión del Consell Nacional (sábado) y una ofrenda floral en la tumba del presidente Companys (domingo). En ambos actos, Junqueras pronunciará un discurso.