Menú Buscar
Puigdemont habla sobre la independencia durante un encuentro con la prensa en Ginebra / EFE

Puigdemont: la independencia "no es la única solución" para Cataluña

El expresidente participa en un debate del Festival Internacional y del Foro sobre Derechos Humanos (FIFDH) en Ginebra

5 min

La independencia "no es la única solución" para el llamado conflicto catalán. Quien pronuncia estas palabras a estas alturas de la película es el expresidente catalán huido a Bélgica tras la DUI y la aplicación del artículo 155 de la Constitución, Carles Puigdemont. El cabeza de lista de JxCat en las elecciones del 21D participa en un debate del Festival Internacional y del Foro sobre Derechos Humanos (FIFDH).

En palabras a los medios antes de participar en el debate, Puigdemont ha recalcado que "para nada" la independencia es la única opción. "El modelo suizo", por ejemplo, es "más eficaz" y atractivo que la división del territorio, según el máximo representante de la lista JxCat.

La Confederación Helvética es un país con una estructura federal y descentralizada en la que los cantones tienen muchas competencias, y en la que destaca la democracia directa y la celebración de varios referendos al año en los que la ciudadanía decide sobre diferentes medidas políticas, económicas y sociales.

Se aleja del nacionalismo

Puigdemont ha asegurado ya en el debate que, aunque le gustaría hacerlo en Madrid, "no podría" porque en España "estaría en la cárcel".

Por otra parte, Puigdemont ha querido despegarse del "nacionalismo", ya que este concepto "se puede asociar a la exclusión": "Prefiero la palabra soberanismo". Entiende que "algunos estados vean una amenaza el soberanismo, pero hay que revisar el modelo de los estados centralizados".

La bandera española, un símbolo

En esta línea, ha argumentado que él no quitó la bandera española de la Generalitat "porque muchos catalanes la sienten suya". Ni siquiera lo hizo el 27-O, día de la DUI, "para no ofender lo que es un símbolo identitario, aunque sea en una Cataluña independiente".

puigdemont vidal folch

La expresidenta de Suiza, Micheline Calmy-Rey; el expresidente catalán Carles Puigdemont y el periodista Xavier Vidal-Folch (d)

Además, ha reclamado mayor autonomía para Cataluña ("el derecho a decidir ya sería un gran logro") y, a pesar de que "no podemos menospreciar los esfuerzos de España para superar la dictadura", el modelo actual "no es brillante". "Le he preguntado mil veces a Rajoy si tiene un proyecto para Cataluña", ha exagerado.

Los 'presos políticos'

Ha dicho que "si una mayoría de Cataluña quisiera la independencia para hacer lo que hace el Estado (en referencia al Gobierno)", él "no sería independentista".

En relación con los encarcelamientos derivados del procés, ha insinuado que en España hay presos políticos: "Es muy peligroso que te metan en la cárcel por unas ideas, ¿qué dejaremos a las futuras generaciones?".

Y sobre la elección de un presidente: "No sufráis, a Merkel la eligieron cinco meses después de las elecciones". Ha insistido en que hay que "respetar" los resultados de 21D y que, mientras no haya un presidente, él se puede presentar "otra vez". "Yo todavía soy el presidente escogido por el Parlament, la institución no me ha retirado la confianza".

Los otros representantes

En el debate también han participado la expresidenta de Suiza Micheline Calmy-Rey, el periodista Xavier Vidal-Folch y el director del Departamento de Derecho internacional público y organización internacional, Nicolas Levrat.