Menú Buscar
Carles Puigdemont, presidente de Cataluña, en el Parlamento catalán / EFE

Puigdemont recurre ahora a Hitler y Mussolini para denunciar el rechazo al referéndum

“No es valiente apelar al primo de Zumosol de las cloacas del Estado”, ha dicho el 'President' en un agresivo discurso parlamentario, ante las críticas de la oposición a una votación sin garantías

14.06.2017 11:48 h.
6 min

El aumento de la agresividad verbal del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la línea del discurso de Pep Guardiola del domingo pasado ha sido el protagonista de la sesión de control celebrada en el Parlamento catalán, la primera desde que anunció la fecha y la pregunta del referéndum. Desde invocar a Hitler, Mussolini y la Guardia Mora para denunciar el rechazo del Gobierno al referéndum, hasta hablar del “primo de Zumosol” de las cloacas del Estado. Ese fue el nivel del discurso del presidente catalán.

En nombre del PP catalán, Xavier García Albiol, ha calificado el referéndum de “patético” y de “perversión de la democracia”, al tiempo que ha criticado la “cobardía” del Govern. “Usted se ha convertido junto a Junqueras en unos pirómanos de la política que conduce a los catalanes al precipicio”, ha dicho el dirigente popular, quien ha avisado de que el Estado dará una “respuesta contundente, pero racional” al desafío separatista.

Polémica figura publicitaria

“Para recurrir al primo de Zumosol (en alusión a un espot publicitario) de las cloacas del Estado no hay que ser muy valiente. Lo que es un acto de valentía y de coraje es seguir adelante pese a la persecución del Gobierno, el aparato judicial y mediático”, ha respondido Puigdemont.

El President usa la misma figura publicitaria para referirse a la Administración central que los implicados en el caso de las ITV empleaban para aludir en clave a Oriol Pujol, entonces secretario general de CDC e hijo de Jordi Pujol, quien les iba a abrir las puertas de las concesiones de revisión de vehículos.  

La Comisión de Venecia

Por parte de CSQP, Lluís Rabell se ha referido a la Comisión de Venecia, órgano asesor de la UE, que ha advertido que no se puede celebrar un "referéndum sin acuerdo y sin cumplir la Constitución y las leyes españolas”.

“De momento el único que ha dicho que no se adapta a los parámetros de la Comisión de Venecia es el Estado, nosotros no lo hemos dicho”, ha contestado el President, al tiempo que ha vuelto a tender la mano a los comunes para impulsar el referéndum. El convergente ha justificado su negativa a apoyar la moción de censura de Mariano Rajoy, presentada por Podemos, en que “nos pilla muy lejos”.

La oculta ley de transitoriedad

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha pedido a Puigdemont que presente ya en el Parlament el texto de la ley de transitoriedad que debe regular el referéndum. “¿Ustedes se comprometen a no llevar la ley al Tribunal Constitucional (TC) y no hacer el trabajo a la Fiscalía?”, ha respondido Puigdemont. Iceta se ha mostrado “sorprendido”, pues “ustedes han dicho que no harían caso al TC. La verdad, no les entiendo. El problema es que usted se ha comprometido a hacer una cosa que no se puede hacer y que no aparece ni en el programa de Junts pel Sí ni la CUP”.

La líder catalana de Ciudadanos, Inés Arrimadas, se ha referido a la situación de los funcionarios ante las ilegalidades que puede provocar el referéndum. “Ustedes están en un Titanic que se está hundiendo, pero no hundan con ustedes a los funcionarios, a los que no ofrecen seguridad jurídica y a los que han recortado el sueldo”, ha dicho Arrimadas, que ha tildado el referéndum como el neverendum.

"Hablar para las teles"

Puigdemont ha acusado a Arrimadas de “hablar para las teles” y ha acusado a la formación naranja de no hacer nada por Cataluña en el Congreso. “Nadie tiene más interés que el Govern de devolver los derechos y garantías a los funcionarios”, ha dicho el mandatario catalán.

Jordi Turull, presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, ha valorado positivamente el anuncio de la fecha y pregunta del referéndum. “La reacción del Gobierno, como nos tiene acostumbrados, es alternar el menosprecio y la amenaza, con un tono ordinario en el caso de la vicepresidenta, lo que denota su estado de desesperación”, ha dicho Turull, quien ha añadido que es el Estado el que amenaza a los funcionarios. Y ha asegurado que ni en Italia ni el Alemania se produce ese tipo de actuaciones judiciales contra cargos políticos.

Puigdemont ha añadido que “lo que no tienen Italia y Alemania es un mausoleo dedicado a Hitler o a Mussolini, ni ayudas a la Guardia Mora”, en alusión al Valle de los Caídos y la época franquista.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información