Menú Buscar
Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, en su declaración institucional de Sant Jordi.

Puigdemont habla de “dragones feroces” que atacan la cultura catalana por Sant Jordi

El presidente de la Generalitat convierte la declaración institucional de la diada cultural catalana en un mitin independentista

Redacción
2 min

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dado el disparo de salida a la diada de Sant Jordi, la jornada cultural más importante en Cataluña, con un discurso en el que ha asegurado que este sábado es un día para “reivindicar la lengua y la cultura catalana, que necesita una clara defensa”. ¿Ante quién? Ante los “dragones feroces --que hay y muchos-- que nos quieren atenazar”, ha indicado en un paralelismo con la leyenda que marca la jornada.

El mensaje independentista ha estado este año más presente que nunca en la declaración institucional del presidente de la Generalitat, en línea al discurso que hizo el viernes ante los funcionarios de la Generalitat. Puigdemont mantuvo que el catalán está amenazado y que necesita que se defienda, con argumentos y diálogo.

Internacionalización de la cultura

Sobre la diada de Sant Jordi, ha reivindicado que la festividad se ha extendido más allá de las fronteras catalanas, “pocos países en el mundo tienen una Diada como ésta”.

También representa una oportunidad a Cataluña para presentarse tal como es a los ojos del mundo “lejos de estereotipos y clichés hechos a veces con mala fe”, ha manifestado el presidente.

Año Llull

En clave cultural, Puigdemont ha invitado a los catalanes a descubrir los escritos de Ramon Llull, uno de los máximos exponentes de la cultura y el pensamiento catalán del que se conmemora el año a lo largo de todo 2016.

Ha recordado que Sant Jordi es uno de los días más esperados en Cataluña y ha invitado a todo el mundo a pasear por las calles de sus respectivos pueblos y ciudades para imbuirse en el espíritu de la diada cultural. El presidente ha deseado que se viva un Sant Jordi con alegría, civismo y respeto.