Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (d) junto al vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras (i) en el Pleno del Parlament / EFE

Puigdemont ficha a un lobby investigado por el ‘Rusiagate' para promocionar el ‘procés’

La Generalitat contrata los servicios de la organización SGR, que sólo ha tenido a Arabia Saudí y Etiopía como clientes internacionales

10.09.2017 11:17 h.
2 min

El Gobierno catalán ha fichado a SGR Government Relations & Lobbyng para promover el procés en EEUU. Hasta ahí, un contrato más del Ejecutivo de Carles Puigdemont. Pero la organización es conocida en el país por formar parte de la investigación del Rusiagate.

Ha tenido como cliente a uno de los protagonistas del escándalo, el destituido asesor de seguridad nacional de Donald Trump, Michael Flynn. La empresa Flynn Intel Group subcontrató en su día a SGR para prestar sus servicios a Inovo BV, sociedad de los países bajos que estaría vinculada al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Además, el lobby creado en 2014 por el consultor de comunicación Jim Curtovich sólo ha trabajado con Arabia Saudí y Etiopía como clientes internacionales.

Contrato el pasado 15 de agosto

Los representantes del Gobierno catalán firmaron el pasado 15 de agosto el nuevo contrato, tal y como publica El Periódico. SGR se encargará durante tres meses prorrogables a otros tres de apoyar la divulgación del proceso independentista y de buscar alianzas incluso en el plano empresarial.

Trabaja en todas las fechas críticas por el procés, como la celebración del referéndum del 1-O y los días posteriores, y cobrará por ello 49.800 euros al tipo de cambio actual (60.000 dólares) en el primer trimestre. Recibirá otros 16.600 euros (20.000 dólares) mensuales en la prórroga sucesiva.

Trabajo desde 2013

Puigdemont no ha confirmado si la firma toma el relevo a Independent Diplomat, empresa con la que trabaja desde 2013 en el país y ha recibido 1,3 millones de euros de las arcas públicas catalanas. Este grupo está especializado en procesos de autodeterminación y resolución de conflictos internacionales.

EEUU mantiene un control de los lobbys activos. El Departamento de Justicia registra los grupos de intereses y los encargos de gobiernos extranjeros sean nacionales o regionales. Entre ellos, los que llegan desde Cataluña.