Menú Buscar
Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Raül Romeva (de izquierda a derecha), en la conferencia pronunciada en Bruselas en enero de 2017 / EFE

Puigdemont da explicaciones por sus 'hooligans' yihadistas

El Gobierno catalán se puso en contacto con el cónsul de Mali para aclarar sus vinculaciones con el movimiento independentista MNLA

3 min

La búsqueda de aliados internacionales para el proceso secesionista está provocando serios quebraderos de cabeza al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Los esfuerzos son, en su mayoría, infructuosos, y traicioneros cuando tienen visos de éxito.

El pasado 24 de enero, la conferencia que Puigdemont, el vicepresidente, Oriol Junqueras, y el consejero de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, pronunciaron en Bruselas sobre el referéndum catalán se saldó con un conflicto diplomático con Mali que ha obligado al president a dar explicaciones al cónsul honorario de este país.

En aquel acto celebrado en el Parlamento europeo, Puigdemont departió con el portavoz en Europa del Movimiento Nacional para la Liberación del Azawag (MNLA), Moussa Ag Assarid, algo que indignó al cónsul honorario de Mali en Barcelona, José Luis López. En un duro comunicado, el diplomático anunció que no asistiría a la reunión anual del presidente de la Generalitat con el cuerpo consular que tuvo lugar el 1 de febrero. “El MNLA protagonizó un duro enfrentamiento armado con las fuerzas gubernamentales de Mali en el año 2012”, en unión con “bandas yihadistas afines ideológicamente a los islamistas de Ansar al din, a Mujao y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI)”.

Saludo, no reunión

Según el cónsul, "el MLNA declaró la independencia unilateral de la región de Azawad, una región de nuestro país. Independencia que nunca ha sido reconocida por ningún organismo internacional. El MLNA persigue la partición de la República de Mali en dos Estados sin respetar los acuerdos de paz firmados en Argel del año 2017”.

El conflicto diplomático, que la Generalitat silenció, obligó finalmente al Gobierno catalán a dar explicaciones al cónsul de Mali. Lo hizo a través de la secretaria de Asuntos Exteriores y de la UE, Maria Badia, quien se puso en contacto con José Luis López “informándole de que el presidente no realizó ninguna reunión, sino que, con posterioridad al acto en el Parlamento europeo, algunos asistentes saludaron al presidente”.

Así lo ha reconocido el consejero de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raül Romeva, en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por la diputada de Ciudadanos, Susana Beltrán.