Menú Buscar
El expresidente catalán, Carles Puigdemont, durante la entrevista en TV3 / CG

Puigdemont se enfrenta a ERC y exige ser presidente si gana el independentismo

El ex jefe del Ejecutivo autonómico insiste que él debe dirigir la Generalitat de Cataluña si el secesionismo se impone en las elecciones del 21D

16.12.2017 23:05 h.
3 min

Carles Puigdemont se cuadra ante ERC. El expresidente catalán ha exigido hoy sábado, 16 de diciembre, ser investido para dirigir el Gobierno de la Generalitat de Cataluña si el independentismo gana las elecciones autonómicas del 21 de diciembre.

En una entrevista en TV3, Puigdemont ha descartado sin citarla la receta que propuso el exconsejero de Justicia, Carles Mundó, el miércoles. El republicano sugirió que una persona de su partido debía encabezar el Ejecutivo autonómico si su formación recaba más votos que Junts per Catalunya el 21D.

"La respuesta más contundente [al 155] es restituir el mismo Govern de antes de la intervención autonómica. Hay que dejar claro que Rajoy no puede poner y quitar presidentes", ha manifestado el político huido desde Bruselas (Bélgica).

Junqueras, a la vicepresidencia

El también exalcalde de Girona ha insinuado que aunque ERC ganara los comicios, el número uno por Barcelona de los republicanos, Oriol Junqueras, recogería el puesto de vicepresidente económico del Govern que tenía antes de la aplicación del 155.

"En campaña electoral cada uno anda su camino. Pero la última vez que hablamos estábamos de acuerdo, y quiero confiar que ese pacto se mantiene. Así que la mejor respuesta a Rajoy y al 155 es mantener las cosas allí donde algunos las torcieron", ha aseverado Puigdemont.

El expresident ha dejado caer que su obcecación para seguir presidiendo una Generalitat de la que tuvo que huir cuenta con la aprobación de la CUP. "No hemos hablado más de ello con ERC recientemente, pero sí con la CUP, y creo que comparten que la fotografía debe quedar igual".

"No está claro que me detengan"

Según él, "no está claro que sea detenido" cuando pise territorio español para recoger su acta de diputado, pese a que el Tribunal Supremo instruye un procedimiento por rebelión contra Puigdemont y su gobierno.

"He intentado convencer al Estado y a los partidos políticos de que el resultado de las elecciones del 21 de diciembre debe ser respetado. Además, la retirada de la euroorden demuestra que no hay caso", ha argumentado.

Pese a ello, el expresident se ha mostrado más cauto que en otras ocasiones y no ha querido avanzar si regresará a suelo nacional antes de los comicios. "He convencido a alguien de 18 años para que deposite mi voto por mí", ha admitido.