Menú Buscar
Imagen de seguridad contra ciberataques / EFE

Puigdemont visita el embrión del CNI catalán en plena pugna cibernauta con el Estado

El presidente catalán, que ha reabierto páginas webs del referéndum cerradas por orden judicial, hará un recorrido mañana por la Agencia de Ciberseguridad de Cataluña

3 min

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, hará una visita institucional mañana a la Agencia de Ciberseguridad de Cataluña (ACC), que está llamada a ser el embrión de los servicios de inteligencia de una supuesta república catalana. El acto institucional está cargado de simbolismo, ya que se produce en pleno pulso cibernauta con el Estado, debido al cierre judicial de páginas webs que promueven el referéndum del 1 de octubre y que el Govern reabre.

El pleno del Parlamento de Cataluña aprobó a principios de julio la ley de creación de la Agencia de Ciberseguridad de Cataluña (ACC), órgano que sustituirá el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (CESICAT). La ACC se encargará "prevenir, detectar, responder e investigar incidentes o amenazas a las redes de comunicaciones electrónicas y a los sistemas de información públicos", así como de "planificar, gestionar, coordinar y supervisar la ciberseguridad en Cataluña, minimizar los daños y el tiempo de recuperación de las redes y los sistemas en caso de ciberataque y colaborar con los cuerpos policiales y las autoridades judiciales".

Más protección

Tal como contemplaba el borrador inicial de esta ley, CESICAT había sido incapaz de hacer frente a determinados ataques contra las redes catalanas. En concreto, se hablada de “beligerancia de las actuaciones en la red dirigidas hacia Cataluña en general y, concretamente, hacia la Administración de la Generalitat”, lo que hacía necesario asumir una actuación decidida para la protección de la información.

Puigdemont visitará ese centro acompañado del consejero de Presidencia, Jordi Turull; del secretario de Telecomunicaciones, Ciberseguridad y Sociedad Digital, Jordi Puigneró; del secretario general de la Presidencia, Joaquim Nin, y del delegado del Gobierno de la Generalitat en Barcelona, Miguel Ángel Escobar.