Menú Buscar
El presidente catalán Carles Puigdemont (i), junto al presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera / EFE

Puigdemont, desconectado del mundo empresarial

El discurso del 'president', basado en cuestiones en las que carece de competencias, desconcierta a los asistentes a las jornadas del Círculo de Economía, que solo formulan una pregunta

María Jesús Cañizares / Cristina Farrés (Sitges)
3 min

“¿Alguna pregunta? ¿No hay preguntas?”. El presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, no obtuvo respuesta. El auditorio de las jornadas económicas celebradas en Sitges (Barcelona), integrado en su mayoría por empresarios, desconectó del discurso del presidente catalán, Carles Puigdemont. Algo inaudito en las reuniones del lobby empresarial catalán. 

“Habla de cosas sobre las que no tiene competencias”, comentaba un asistente al término de la intervención. "Demuestra el interés que despierta", señalaba otro de los ejecutivos. Solo una persona del público le interrogó sobre los medios de comunicación catalanes al servicio del procés. Contestó lo previsible, que hay más pluralidad en Cataluña que en el resto de España. Después intervino el ministro de Economía, Luis de Guindos, a quien los empresarios formularon una decena de preguntas.

A diferencia de ediciones anteriores, donde las intervenciones de los presidentes de la Generalitat eran seguidas de un intenso debate, los asistentes despacharon rápido a Puigdemont tras una conferencia centrada en las nuevas tecnologías, la presidencia de Donald Trump y la globalización. Asuntos en los que la Generalitat carece de competencias.

Fatiga, más de lo mismo

“Hay una cierta fatiga respecto a la situación catalana, y eso se nota. Puigdemont está en retirada”, se comentaba en los pasillos del Hotel Meliá Sitges, donde tiene lugar la XXXIII Reunión del Círculo de Economía. Miembros de este lobby recordaban que, desde hace años, se insta a la Generalitat a dialogar, a pactar, a abandonar vías unilaterales. Brugera abundó en ello en la inauguración de las sesiones, donde pidió al president que vaya al Congreso a explicar el malestar existente en Cataluña, tal como propuso días atrás el Gobierno central.

Pero ante la proximidad del referéndum --o al menos de su convocatoria--, la petición ha ido acompañada de un enrocamiento, tanto del Gobierno español como de la Generalitat. Poco o nada nuevo podía esperarse de Puigdemont, cuya intervención fue seguida por la líder catalana de Ciudadanos, Inés Arrimadas, llamada a protagonizar las futuras elecciones autonómicas junto al republicano Oriol Junqueras.

El vicepresidente catalán y líder de ERC interviene este viernes en las jornadas. Podrá comprobarse si mantiene el tirón entre una clase empresarial en la que genera fascinación o esperanza de cambio.

Entre las anécdotas de la jornada figura la reaparición del expresidente de UDC Josep Antoni Duran Lleida.