Menú Buscar
El expresidente de ña Generalitat, Carles Puigdemont / EFE

Puigdemont denunciará 70 mensajes de injurias y odio

El juez no aprecia delito en las amenazas de dos civiles sobre un tanque contra el 'expresident'

04.03.2018 17:21 h.
3 min

El expresidente de la Generalitat de Cataluña prófugo en Bruselas (Bélgica), Carles Puigdemont, denunciará a 70 tuiteros por mensajes que contienen supuestas injurias u odio. El abogado del expresident depuesto en virtud del artículo 155 de la Constitución, Jaume Alonso-Cuevillas, ha avanzado también que recurrirá la resolución de un juzgado de Zaragoza que no ha apreciado delito en las amenazas contra el político independentista que profirieron dos civiles sobre un tanque en un vídeo que se volvió viral.

El letrado ha informado en su cuenta oficial de Twitter que un juzgado de Instrucción de Zaragoza no ve tipos penales en la acción de las dos personas, que ha calificado de "pequeña burla", según Alonso-Cuevillas. El profesional ha precisado que recurrirá la resolución del magistrado, ya que entiende que el juzgado cree que los soberanistas van "provocando" y ha avisado que "el odio es o no es en función de quien sea el destinatario".

Denuncias contra 70 mensajes

Además de recurrir la decisión del magistrado sobre el vídeo viral de las dos personas sobre un tanque, la representación legal del político de JxCAT ha anunciado acciones legales contra individuos que publicaron hasta 70 mensajes susceptibles de ser material criminal de delitos de injurias, amenazas e incitación al odio.

"Veremos cuál es el criterio de la justicia española en este caso", ha alertado el abogado.

Expediente de Defensa

Cabe recordar que las amenazas a Puigdemont lanzadas desde lo alto de un tanque se grabaron el 8 de diciembre de 2017, Día de la Innmaculada durante una jornada de puertas abiertas en una base militar. Los dos civiles que profirieron las advertencias hostiles también citaron al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, alertándole de que "el siguiente era él". El vídeo se viralizó a los pocos días.

Tras la acción, el Ministerio de Defensa abrió un expediente a los militares que permitieron que los dos civiles se encaramaran al vehículo militar en movimiento.