Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el consejo nacional del PDeCAT en Lloret de Mar de este sábado / EFE

Puigdemont: “Nos pueden inhabilitar, pero a un pueblo movilizado no le podrán hacer ni cosquillas"

La Generalitat defiende la “legitimidad” del referéndum en un memorándum enviado a embajadas y gobiernos extranjeros

4 min

Un día después de anunciar un referéndum para el 1 de octubre con la pregunta “¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de república?”, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha reivindicado este sábado la fuerza de movilización de los ciudadanos para sacar adelante el procés.

En el consejo nacional del PDeCAT celebrado en Lloret de Mar, el president se ha referido a las inhabilitaciones del expresidente del Govern Artur Mas y sus consejeros Francesc Homs, Irene Rigau y Joana Ortega y ha afirmado que “a los políticos nos pueden inhabilitar, suspender, amenazar y querellar” pero que a “todo un pueblo movilizado no le podrán hacer ni cosquillas”.

¿Como el 9-N?

La respuesta de Madrid ante al anuncio del referéndum ha sido retar una vez más a Puigdemont a acudir al Congreso de los Diputados a explicar sus pretensiones. El presidente de la Generalitat ha contraatacado con otro reto: “convencer al pueblo de que una docena de magistrados del Tribunal Constitucional saben más que 7,5 millones de catalanes lo que les conviene”.

También ha intervenido en el acto de la antigua CDC Artur Mas, quien ha comparado la consulta del 9-N con el referéndum previsto para el 1-O: “Es muy importante que vaya a votar más gente que el 9-N, lo que dará todo el sentido y la legitimidad plena a la votación”.

Mensaje al extranjero

Además de hacer públicos sus planes en relación al referéndum unilateral, la Generalitat ha querido mandar un mensaje al exterior. Lo ha hecho en forma de memorándum remitido a las embajadas, los diplomáticos y los gobiernos extranjeros. En el documento, el Departamento de Asuntos Exteriores defiende la “legitimidad” de la votación.

Supone una “oportunidad” para que el “Estado español deje atrás su pasado autoritario y los débiles cimientos del régimen de 1978”, según el texto, que carga también contra la falta de “ganas” del Gobierno central de celebrar un referéndum pactado. 

C’s contra el referéndum y los ‘comuns’ a la espera

Los partidos han tenido distintas reacciones ante el anuncio del viernes. Ciudadanos ha advertido este sábado a Puigdemont que “no puede pisar el Estatuto, la Constitución ni los derechos de los ciudadanos y de los servidores públicos”. El diputado de la formación naranja en el Parlament Jorge Soler ha asegurado que “no habrá ningún referéndum ilegal” pese a la insistencia del Govern.

Por su parte, los comuns prefieren esperar. Antes de valorar el referéndum previsto para el 1 de octubre, el coordinador general de Catalunya en Comú, Xavier Domènech, ha dicho este sábado que prefiere esperar a que la Generalitat explique cómo lo hará: “Hacen falta realidades y saber con qué garantías está trabajando el Govern”. 

Destacadas en Política