Menú Buscar
Carles Puigdemont recorre el centro de Brujas junto al senador Pol van den Driessche / EFE

Puigdemont contradice a su partido y a ERC: la unilateralidad sigue viva

El 'expresident' asegura que el 155 no ha sido implementado por la vía del diálogo, por lo que cree que no se debe "renunciar a nada, 'a priori"

3 min

Carles Puigdemont, el presidente de la Generalitat destituido y huido, contradice a su partido (PDeCAT) y a ERC. Desliza que la vía unilateral es aún una posibilidad. “¿El 155 ha sido dialogado o bilateral? Damos un poco de risa a veces. Tenemos un Estado que nos aplica con toda la contundencia y toda la ilegalidad su unilateralidad. Y nosotros tenemos que decir no, democráticamente renunciamos a una vía democrática. No tenemos que renunciar a nada, a priori”, sentencia.

Para Puigdemont, Cataluña tiene delante un Estado “que actúa unilateralmente” y sólo si renuncia a esa postura se puede hablar “en otros términos”. “¿Tenemos que ir con el lirio en la mano mucho tiempo más o no?, se pregunta, responsabilizando al Gobierno de la actual crisis catalana.

Acatar el 155 como estrategia

En una entrevista desde Bruselas concedida a El Nacional, Puigdemont ha negado que los exconsellers estén acatando el 155, al margen de una “comprensible estrategia de defensa”.

El expresident pide un “compromiso explícito” por parte de todos los candidatos a las elecciones del 21 de diciembre para que una persona que está fuera, como él, pueda tomar posesión del cargo de presidente si tiene la mayoría para hacerlo. “Eso sería una forma de respetar los resultados”, asevera.

Además, ha aprovechado la ocasión para dirigirse directamente al PSC, PPC y Ciudadanos para preguntarles si respetarán las garantías de los diputados que quieren “investir a una persona que tiene que vivir fuera porque si vuelve será detenida”.

Sin tercera vía

Puigdemont tiene otra petición para las elecciones en Cataluña. Quiere que la ciudadanía salga a “defender la república pese a quien le pese del Estado”. Advierte de que los que no voten las opciones soberanistas “estarán votando por esta España que no cambiará nunca” y anuncia que el día 21 “ya no existirá la tercera vía”.

Sobre las supuestas amenazas violentas del Estado a Cataluña, Puigdemont no ha querido dar más vueltas. Se pregunta qué hacían el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, cuando a él le seguía un helicóptero.