Menú Buscar
Toni Comín y Carles Puigdemont en el Parlamento Europeo / EP

Puigdemont y Comín rechazan su entrada al grupo de los Verdes ante el temor de un rechazo

La cercanía de JxCat a la ultraderecha belga de Nueva Alianza Flamenca (N-VA) complica el ingreso de los políticos fugados

4 min

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el exconsejero de Salut, Toni Comín, han rechazado formar parte del grupo político de los Verdes/Alianza Libre Europea (Verdes/ALE) en la Eurocámara ante la posibilidad de que fueran rechazados. La formación política decidía este miércoles si aceptaba a los políticos huidos de la Justicia Española. La cercanía de JxCat a la ultraderecha belga de Nueva Alianza Flamenca (N-VA) complica el ingreso de ambos líderes independentistas en el grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea (Verdes/ALE), tal y como ellos pretendían.

Los políticos independentistas y representantes de la formación política trataron de acercar posturas en un comité de conciliación, celebrado este martes, pero no dio los frutos que esperaban. Los catalanes explicaron los motivos por los que deseaban formar parte de la coalición pero fracasaron en su intento. Las dos formaciones que componen el grupo parlamentario no llegaron a acordar una misma posición sobre la propuesta de los secesionistas. Mientras la Alianza Libre Europea, con tan sólo 7 representantes, era más partidaria, los Verdes, con 74 miembors y mayor peso, rechazó de lleno la propuesta y acabó imponiéndose. 

Rechazo por carta

Antes de hacerse pública la postura del partido europeo que iba a rechazar la petición de Puigdemont y Comín, estos han optado por mandar una carta a los líderes de la formación europea, Ska KellerPhilippe Lamberts --ambos contrarios a su entrada--, en las que explican las razones que les han llevado a desistir en su intento y agradeciéndoles que escucharan su petición inicial.

En la misiva, los políticos catalanes ponen en evidencia que el grupo de Los Verdes, era el principal obstáculo que no han podido superar. El texto hace referencia a que "atendiendo al respeto máximo" que les merece este grupo, deciden retirar su petición, para no generar una crisis en la coalición. 

Discrepancias

Puigdemont y Comín admiten que su petición y su exigencia de la defensa de la independencia de Cataluña ha sido un obstáculo pero defienden que "el derecho a la autodeterminación" les parece "un derecho imprescindible". El problema es que la formación a la que pedían entrar no era partidaria y estaba generando enfrentamientos. "Lo último que quisiéramos es entrar en un grupo después de un proceso que haya podido causar serias discrepancias entre algunos de sus miembros, y que nuestra aceptación sea un elemento de discordia", aseguran.

Tras el rechazo de los Verdes/ALE a la entrada de los líderes independentistas fugados, Puigdemont y Comín tienen que conformarse siendo diputados no adscritos en el Parlamento Europeo.