Menú Buscar
Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat / EFE

Puigdemont reprueba la actuación de los CDR contra Jusapol: "fue un error"

El expresidente de la Generalitat se arrepiente de haber suspendido la declaración unilateral de independencia

01.10.2018 09:44 h.
5 min

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont se ha alejado de la actuación de los CDR del pasado sábado, cuando atacaron a los Mossos d'Esquadra mientras los agentes evitaban el choque de los independentistas con la manifestación de los Cuerpos de Seguridad del Estado convocada por Jusapol. El político catalán fugado ha valorado que la actuación de los secesionistas "fue un error" y no considera necesario la dimisión de Miquel Buch, consejero de Interior, que piden las CUP. 

Puigdemont opina que la manifestación fue "un pinchazo" y, por ello, "no era necesario" que el independentismo hiciera ostentación de fuerza ante ella. Ha rechazado la violencia del ataque a la policía autonómica catalana ya que para él, el movimiento independentista se define por "una actitud de respeto, el uso de la ironía y el ingenio". Para él, mantener el "carácter cívico y no violento" del movimiento secesionista es "necesario" y evitar enfrentamientos y acciones agresivas "no es tan difícil" y "no vale la pena".

Arrepentido de suspender la independencia

Durante la entrevista que ha ofrecido en RAC1, ha expresado que se equivocó al tomar la decisión de suspender la declaración unilateral de independencia (DUI) que convirtió a la República catalana en la más corta de la historia. Asegura haber "aprendido mucho" de esta decisión después de un año y ha declarado que, si volviera a situarse en aquel momento, actuaría de una manera diferente.

A pesar de esta declaración, no ha explicado qué hubiera hecho en el caso de continuar con la DUI, pero ha repetido en varias ocasiones que, "sin duda", continuaría por la senda independentista

Declaraciones de Ponsatí

Puigdemont también tiene su opinión sobre las declaraciones de Clara Ponsatí en las que acusaba al Govern de no estar implementando la República. Al ser preguntado por este tema, el expresidente catalán se ha excusado en "las dificultades" que está encontrando el nuevo ejecutivo autonómico para continuar la senda secesionista.

La opinión de Ponsatí "es respetable" y ha admitido que entiende que algunas personas vean que "no hay ritmo" en la independencia. Sin embargo, definde que la Generalitat "mantiene su posición" ante el "mandato" del 1-O del pasado año y pide un "espacio de confianza" para el Gobierno de Quim Torra.

No se planteó parar el referéndum

Una de las preguntas que se le ha planteado al expresident ha sido si el Govern se planteó parar el referéndum ilegal durante algún momento el pasado 1 de octubre. Puigdemont ha contestado que "nunca" se puso esta opción sobre la mesa a pesar de "la ofensiva tan violenta" del Gobierno central porque "la cosa iba bien". Ha explicado que la actitud de la población fue positiva durante aquel día "porque siguió yendo a los colegios" a pesar de las cargas policiales y lo hacía desde "el civismo y el respeto". 

En su opinión, la ofensiva llevada a cabo por la Policía Nacional rebajó sus intervenciones cuando desde el Estado "se dan cuenta de que no pueden parar el referéndum" y constatan la "pésima imagen internacional de España en aquellas horas". El ejecutivo que lideraba Mariano Rajoy "eligió la peor de las posiciones", ha declarado Puigdemont.