Menú Buscar
Carles Puigdemont (derecha) junto a los diputados de la CUP Albert Botrán (izquierda) y Benet Salellas (segundo derecha) y el de ERC Ferran Civit (segundo izquierda)

Puigdemont bloqueará la reforma educativa que apoya la CUP

Junts pel Sí presentará enmienda a la totalidad a una iniciativa legislativa popular, favorable a la eliminación express de los colegios de élite

María Jesús Cañizares
3 min

Junts pel Sí quiere impedir que el Parlamento catalán dé luz verde a una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) sobre la reforma educativa que apoya la CUP. A pesar de que los antisistema firmaron un acuerdo de legislatura, el partido de Carles Puigdemont no admite que se cuestione el actual modelo educativo catalán, regulado en la Ley de Educación de Cataluña (LEC). Y aunque esa iniciativa incluye aspectos que suenan bien para ERC, los convergentes han presionado dentro del grupo parlamentario para presentar una enmienda a la totalidad.

95.000 firmas

La Comisión Promotora de la ILP del Sistema Educativo recogió 95.000 firmas –el doble de las requeridas para presentar una iniciativa popular—que, una vez examinadas por la comisión encargada de validarlas, está actualmente en fase de enmiendas a la totalidad. Cuando acabe este período, la Mesa del Parlamento señalará la fecha para que los promotores defiendan en el Pleno su texto, que cuenta con el aval de más de 160 entidades de la sociedad civil.

En el mismo se aboga por una red pública y gratuita desde la guardería hasta la universidad; la reducción progresiva de los conciertos escolares durante un período de diez años, empezando por la eliminación de las subvenciones a las escuelas de élite o que segregan por sexo; el rechazo a la gestión privada; la autonomía real de centros; la igualdad de género; la gestión democrática de las universidades públicas; el catalán como lengua vehicular de todo el sistema; condiciones laborales dignas y destinar un mínimo del 6% del PIB a la enseñanza pública.

Movilizaciones

Junts pel Sí presentará enmienda a la totalidad, algo que los impulsores de la iniciativa lamentan porque “supone el sometimiento de ERC a los dictados de CDC”, afirma Rosa Cañadell, miembro del Grupo Promotor de la la ILP. “Si presentan una enmienda a la totalidad y consiguen mayoría de votos, efectivamente, ya no hay más discusión. Entonces seguiremos por la vía de las movilizaciones”, advierte.

No obstante, esta plataforma no pierde la esperanza, pues Catalunya Sí Que Es Pot y la CUP votarán en contra de ese rechazo, mientras que Ciudadanos y PSC podrían hacer lo mismo. El PP, por su parte, se ha alineado con Junts pel Sí en algunos temas educativos que la ILP quiere eliminar, como es el caso de los conciertos a los colegios de élite.