Menú Buscar
Carles Puigdemont revisa su teléfono móvil / EUROPA PRESS

Puigdemont ataca al Estado tras la retirada de la orden europea de detención: "Tienen miedo"

El presidente destituido y huido insiste en que se está produciendo una persecución política y que el Parlament siguió los pasos lógicos en toda democracia

4 min

El presidente de la Generalitat destituido y huido a Bélgica, Carles Puigdemont, ha comentado la decisión del Tribunal Supremo de retirar la orden europea de detención para él y los exconsejeros que le acompañan en la capital europea. En un discurso ante los medios, ha atizado una vez más al Estado, del que dice que le "ha entrado el miedo". "El miedo a hacer el ridículo, a perder".

"Es evidente que el Estado ha retirado el mandato europeo porque ha tenido miedo. Después de la audiencia del otro día en la Corte, del trabajo de nuestros abogados, de la defensa de 144 páginas... el Estado tiene miedo", ha afirmado Puigdemont desde Bruselas.

Contra la justicia española

¿Miedo a qué? "A que el juez belga decidiese que lo que hemos hecho es absolutamente normal en cualquier sistema democrático". Es decir, "haber aplicado unas leyes aprobadas en el Parlament y porque este Parlament ha cumplido un mandato surgido en las urnas". "Esto no es un crimen; se llama democracia", ha insistido.

En esta línea, ha cuestionado la imparcialidad de la justicia española (independencia que sí tiene la belga, según él, al menos en este asunto): "Retirar un mandato europeo 30 días después es que o no eran conscientes de que tenían bases muy débiles para sostenerlas o fue una chapuza jurídica desde el principio. O ambas cosas".

Siguiendo con las acusaciones, se ha preguntado por qué entonces siguen presos el exvicepresidente Oriol Junqueras, el exconseller de Interior Joaquim Forn, y los Jordis. Él mismo se ha respondido: "Cuando las leyes las hacen ellos y la justicia la administran ellos son muy valientes, se atreven con casi todo el mundo. Cuando tienen la mirada del mundo, ya no son tan valientes y saben que puede hacer el ridículo".

Estrategia "adecuada y útil"

Puigdemont ha criticado que el Estado pusiera en marcha la euroorden sin ser "consciente de la debilidad de su posición". "Es grave e irresponsable", ha dicho al respecto. "Estamos ante una persecución política que se administra con criterios y ritmos políticos. Si el Estado no se atreve con la euroorden es porque las acusaciones de rebelión y sedición no son aplicables en las buenas prácticas europeas", ha dicho.

Finalmente, el candidato de Junts per Catalunya a las elecciones del 21D ha asumido que su estrategia de huir a Bélgica era la "adecuada", la "útil", y ha lamentado que la justicia belga los ha tratado "con el respeto y la dignidad" que no han tenido sus compañeros encarcelados. Y ha afirmado que "se empieza retirando la euroorden y terminarán retirando el 155 y la represión".

También ha desvelado que tiene intención de regresar a España tras el 21D para "tomar posesión" de su acta como diputado, aunque tiene que "pensar" antes de "tomar la decisión": "Los que seamos escogidos seremos diputados y tomaremos posesión del acta que hemos ganado en las urnas".