Menú Buscar

Puigdemont aplaude el escrache contra Ciudadanos y ataca la Constitución

El expresidente de la Generalitat da su apoyo a los manifestantes que increparon a los asistentes al acto

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, ahora huido de la justicia / EFE
06.12.2018 11:12 h.
6 min

La conmemoración del 40º aniversario de la Constitución Española ha intensificado la habitual agresividad de Carles Puigdemont. El expresidente de la Generalitat ha dado este jueves un paso más en su escalada radical al elogiar el escrache que un grupo de independentistas hizo ayer en Barcelona contra un acto de Ciudadanos en el Conservatorio del Liceo.

El líder postconvergente ha alabado al medio centenar de estudiantes que ayer increparon a los asistentes a dicho acto, al cual acudieron, entre otros, Albert Rivera, Inés Arrimadas y Manuel Valls.

"A vuestro lado, alumnos del Conservatorio del Liceu", ha escrito Puigdemont en su perfil de Twitter, acompañando su comentario con una imagen del boicot al acto de Cs.

Cabe recordar que durante el escrache los manifestantes entonaron cánticos como "Fuera fascistas del Liceu" o "Rivera, paga la coca". Los estudiantes, que increpaban e impedían la circulación de los asistentes al acto '40 años de constitucionalismo', tuvieron que ser apartados por agentes de los Mossos.

Contra la Constitución

Además de aplaudir actitudes como estas, Puigdemont ha dedicado parte de su jornada matinal en su mansión de Waterloo a arremeter contra la Constitución, que considera "caducada" y "una herramienta de represión".

El expresidente de la Generalitat ha intervenido también en una videoconferencia con el convento de los Caputxins de Sarrià de Barcelona, donde un grupo de diputados de Junts Per Catalunya, ERC y la CUP están encerrados para hacer un ayuno de 24 horas en solidaridad con los políticos en prisión preventiva y en huelga de hambre.

"La sociedad española, asustada, se aferró a la Constitución como una herramienta de democracia. Hoy esta Constitución se tiene que presentar en un clima de represión. Hoy cuatro demócratas tienen que recurrir a una huelga de hambre", ha indicado.

Acabar "con el régimen del 78"

Puigdemont, huido de la justicia española desde que declaró la independencia de Cataluña de forma unilateral el 27 de octubre de 2017, se ha mostrado también muy crítico con los magistrados: "Hay jueces que persiguen delitos falsos. Algunos de ellos, como en mi caso, que la justicia europea ya ha juzgado y ha dicho que no existen", ha sostenido. Y ha denunciado que los presos del procés sufren el abuso, falta de garantías y de sus derechos fundamentales.

A su entender, en el contexto actual "las paredes de la Constitución se resquebrajan, el cuerpo constitucional no resiste y se ve qué hay detrás del decorado de pladur que habían construido". El que fuera alcalde de Girona con Convergència i Unió ha solicitado "no alargar la vida de un régimen, el del 78, que ha caducado".

"Vergüenza europea"

El dirigente huido, asimismo, ha asegurado que su trabajo en Europa recoge sus frutos ante "las amenazas con euroordenes y la fuerza propagandística de la diplomacia española", por lo cual, dice, seguirá realizando su labor.

En este sentido, cree que la huelga de hambre de los políticos presos se está tomando muy en serio en Europa. Y ha lamentado que se haya tenido que recurrir a esta medida "para denunciar una vergüenza europea: que el Tribunal Constitucional (TC), en lugar de convertirse en un espacio para sentirse protegidos, es un espacio de abuso de poder".

Su abogado le contradice

Las palabras de Puigdemont han sido rebatidas incluso por su propio abogado, Jaume Alonso-Cuevillas, que no comparte del todo sus planteamientos al considerar que "el problema principal no es la Constitución, que habría permitido un referéndum, sino los guardianes de la Constitución".

"Si nos queremos ir de España, no es porque no nos guste la Constitución, sino porque no nos gustan ellos", ha dicho el letrado.

¿Quiere hacer un comentario?