Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Lluís Alay (i), jefe de la oficina de Carles Puigdemont, en un acto con el 'expresident' fugado / EFE

Puigdemont y Alay redoblan sus críticas a la UE en plena polémica por sus contactos en Rusia

El expresidente de la Generalitat fugado carga contra Von der Leyen y Michel, y su jefe de Oficina siembra dudas sobre los dirigentes comunitarios: "Qué peligro esta Unión Europea"

Ricard López
4 min

Carles Puigdemont y Josep Lluís Alay insisten en sus críticas a la Unión Europea en plena polémica por sus contactos en Rusia durante el procés secesionista. El expresidente de la Generalitat fugado y su jefe de Oficina han coincidido en las últimas horas en recuperar su tono beligerante hacia los dirigentes comunitarios al hilo de sendas informaciones difundidas en sus redes sociales.

Puigdemont (JxCat) ha cargado este miércoles contra los presidentes de la Comisión Europea --la alemana Ursula Von der Leyen-- y del Consejo Europeo --el belga Charles Michel-- por no estar presentes, según él, durante el discurso del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en la Eurocámara.

Puigdemont, criticando a Von der Leyen y Michel / @KRLS (TWITTER)
Puigdemont, criticando a Von der Leyen y Michel / @KRLS (TWITTER)t
 

"Qué peligro esta Unión Europea"

Horas antes de ese reproche, la mano derecha del prófugo, Josep Lluís Alay, se hizo eco de una información sobre la suspensión de algunos partidos opositores en Ucrania mientras dure la ley marcial por la invasión rusa del país, dados los vínculos de algunos de ellos con Rusia. Una medida que la Comisión Europea enmarca en la situación de excepcionalidad de Ucrania a causa de la guerra.

Alay no dudó en retorcer la noticia para utilizarla en contra de los dirigentes de la UE, haciendo incluso una acusación infundada y sin pruebas: "Esto quiere decir que si un Estado europeo decreta ley marcial podría suspender los derechos políticos de sus ciudadanos. Qué peligro esta Unión Europea".

Alay, criticando a la Unión Europea / @josepalay (TWITTER)
Alay, criticando a la Unión Europea / @josepalay (TWITTER)


Contactos en Rusia durante el 'procés'

El jefe de Oficina de Puigdemont ha sido noticia en los últimos meses por sus contactos en Rusia durante el procés hasta el año 2020. Unas gestiones que han propiciado que el Parlamento Europeo haya solicitado que se investiguen los presuntos lazos entre el secesionismo catalán y la inteligencia rusa, al hilo de unas informaciones del diario estadounidense The New York Times el pasado septiembre.

En este sentido, cabe recordar que, días después de esa publicación, Alay reconoció en TV3 que viajó una vez a Moscú en función de su cargo como jefe de Oficina de Puigdemont, y que sus contactos en Rusia en 2019 y 2020 tenían entre sus objetivos hablar de "asuntos que interesan en la creación de un Estado independiente".

Según el New York Times, esos viajes a Rusia pretendían buscar, presuntamente, asistencia técnica y financiera y poder crear sectores energéticos, bancarios y de telecomunicaciones al margen del Estado. En dicha entrevista a la televisión autonómica, Alay apuntó que entre sus gestiones más importantes figuraba la gestión de entrevistas con medios de comunicación rusos, una estrategia que contaba, según él, con el beneplácito de Puigdemont.