Menú Buscar
Recepción de Puigdemont a los cónsules / CG

Puigdemont a los cónsules: “La voluntad de hacer un referéndum es insobornable”

El presidente de la Generalitat “vende” el proceso independentista en una recepción en la que el consejero de “Exteriores” ha pedido ayuda a los representantes diplomáticos

01.02.2017 11:04 h. Actualizado: 15.02.2017 13:47 h.
4 min

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado al cuerpo consular que la voluntad de celebrar un referéndum es "insobornable” y que las amenazas del Estado no disuadirán a los catalanes de seguir su camino hacia la independencia.

Puigdemont ha recibido hoy en el Palau de la Generalitat a una sesentena de representantes diplomáticos destinados en Barcelona. Es la segunda vez que el dirigente catalán protagoniza este acto anual.

“Nos hemos propuesto convertirnos en un Estado independiente. Hemos superado muchas pruebas de estrés. No solo superaremos las dificultades que vengan, sino las amenazas. Existe la voluntad de una nación de ejercer su derecho a la autodeterminación. Y eso es insobornable”, ha explicado el jefe del Gobierno catalán, quien ha subrayado que el 80% de los catalanes quiere votar.

"Negativa unilateral"

“Reiteramos nuestra apuesta por un acuerdo y diálogo con el Estado español. Pero existe una negativa unilateral, una obstinación cerrada, pero no nos van a desmovilizar. Las amenazas no nos harán replantear colocar una urna para que los catalanes puedan votar”, ha dicho.

“Lo haremos --ha añadido-- en septiembre de este año y trabajamos intensamente para que esto sea una realidad”.

Por otro lado, Puigdemont ha dicho que “existe una larga tradición de vocación de apertura al mundo. Nunca nos hemos resignado a encerrarnos en nuestras fronteras”, ha dicho Puigdemont, que ha sacado pecho de las tasas de paro inferiores en Cataluña respecto a la media española, de la potencia industrial de esta comunidad y de la fortaleza de sus exportaciones.

Ha afirmado que Cataluña ha liderado la creación de empresas en el Estado español, con un aumento del 22%. "Lo digo porque a ustedes les llegarán informaciones contrarias e interesadas”, en alusión a la fuga de empresas a otros puntos de la geografía española.

"Tierra de acogida"

La decana del Cuerpo Consular y cónsul general del Perú, Franca Lorella, ha hablado en nombre de sus compañeros, sin hacer ninguna mención al proceso secesionista. Ha agradecido la cooperación de la Generalitat y ha definido a Cataluña como “una tierra de acogida” y “un polo de atracción económica y tecnológica. Cataluña destaca por su gente, afable y solidaria, lo que hace que los extranjeros nos sintamos en casa”.

Ausencia destacada: la del cónsul honorario de Mali, José Luis López, quien anunció por carta al Gobierno catalán que no asistiría a la reunión que Puigdemont mantuvo en Bruselas con el Movimiento Nacional para la Liberación del Azawag (MNLA).

Petición de ayuda

La Generalitat ha querido dar prestancia al acto encomendado al consejero de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, como maestro de ceremonias.

Romeva ha dicho que “tenemos el mandato específico de convocar un referéndum. Tenemos absolutamente claro que la solución solo es posible por vía democrática”. Cataluña, ha dicho, quiere participar “con voz propia” en el escenario europeo. Ha pedido al cuerpo consular que ayude al Ejecutivo autonómico a explicar ese proceso. El consejero ha puesto el departamento a disposición de los diplomáticos para poder colaborar.

El cuerpo consular en Barcelona representa a un centenar de países.