Menú Buscar
Los presuntos miembros del Govern fake Clara Ponsatí, Lluís Puig, Carles Puigdemont, Meritxell Serret y Toni Comín (de izquierda a derecha) en Bruselas, en una imagen de archivo/ EFE

El exconsejero Puig aconseja a Puigdemont y Comín a que dejen sus actas de diputado

El extitular de Cultura, que se encuentra en Bruselas, asegura que antes que ir a elecciones, Puigdemont y Comín deberían dimitir, como ellos mismos dijeron

3 min

Movimientos internos y presiones. En el PDeCAT y en el seno de Junts per Catalunya. El exconsejero de Cultura, Lluís Puig, que sigue en Bruselas, ha asegurado que se debería impedir la convocatoria de unas nuevas elecciones. Y para ello ha recordado, en una entrevista en Rac1, que tanto el expresidente Carles Puigdemont como Toni Comín aseguraron que preferían entregas sus actas de diputados que forzar unas nuevas elecciones, aunque no sean la mejor situación.

Las reflexiones en el seno del bloque independentista son intensas. Puig señala que formar un gobierno en clave autonómica no sería la salida ideal, pero que ese es mejor que unas elecciones. Insiste en que la formación de un gobierno tampoco sería una garantía para los presos. “Que nadie piense que el Gobierno de la Generalitat estará libre para volver a abrir las delegaciones en el extranjero. (…) No saldremos de este control con un gobierno”.

Pendientes de Llarena

Pese a todo, Puig ha recordado el compromiso de Puigdemont y Comín: “Antes gobierno que ir a elecciones. Puigdemont y Comín decían que si era necesario, antes que ir a elecciones, estaban dispuestos a ceder el acta de diputado”. El propio Puig, que sigue en Bruselas, renunció a su acta de diputado.

 

Eso ahora se complica tras la detención del expresidente catalán. Podría ser el propio juez Pablo Llarena quien forzara esa renuncia a las actas de diputados, en el caso de que llegue la extradición de Alemania, y si Puigdemont entra en prisión pudiera ser suspendido en el ejercicio de su cargo. En ese caso, Puig señala que entonces "ya no habría debate". 

Formar un Govern

Las dos dimisiones, de Puigdemont y Comín son indispensables para que Junts per Catalunya y Esquerra Republicana puedan acordar otro candidato a la Generalitat sin necesitar los cuatro votos afirmativos de la CUP.

La presión para que renuncien se mantiene, incluso por los mismos que están en Bruselas.