Menú Buscar
Miquel Buch, expresidente de la Asociación Catalana de Municipios, con el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont / CG

Pugna interna en PDeCAT por el control municipal

La elección a dedo del sucesor Miquel Buch al frente de la ACM enciende el territorio

2 min

Miquel Buch ha decidido abandonar la presidencia de la Associació Catalana de Municipis (ACM). La precipitación con la que su partido, PDeCAT, le ha buscado un sustituto ha provocado un profundo malestar interno.

La formación convergente apuesta por David Saldoni, alcalde de Sallent (Barcelona) y miembro de la ejecutiva de PDeCAT y vicepresidente de la entidad municipalista, integrada básicamente por ediles convergentes y de ERC. Esa elección a dedo no ha gustado en determinados sectores del partido, donde se barajan otros nombres, como Anna Erra (Vic), David Font (Gironella) y Pere Regull (Vilafranca del Penedès).

En Bruselas

Pero es que, además, Esquerra también tiene algo que decir en esa carrera por la sucesión de Buch, que además abandonará la alcaldía de Premià de Mar (Barcelona), que ocupa desde hace 10 años, el próximo 13 de diciembre.

En PDeCAT aseguran que Buch había tomado esa decisión hace tiempo y que nada tiene que ver con su inclusión en la lista de Junts per Catalunya para las elecciones del 21D. Sin embargo, otras fuentes aseguran que, en la presentación de la candidatura en Bruselas, Buch se mostró muy distante e incluso disgustado con el resto del equipo de Puigdemont, donde la formación convergente ha quedado prácticamente relegada. Buch ocupa el número 22 de la lista de JxC, por lo que las probabilidades de que salga elegido son pocas.