Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès junto a Laura Borràs en una conferencia de ERC de marzo / EP

La pugna entre ‘indepes’ también bloquea el Parlament

El Govern escapa al control de la Cámara catalana, que todavía no ha constituido las comisiones donde comparecen los consejeros, en plena gestión de los fondos europeos de reconstrucción pos-Covid

5 min

Un Govern bloqueado por las pugnas independentistas y que, además, escapa al control del Parlament. La parálisis institucional provocada por las fallidas negociaciones entre Junts per Catalunya y ERC para formar gobierno se produce en un momento crítico, el derivado de las crisis pandémica. Pero es que, además, la Generalitat debe promover los proyectos catalanes que se pueden beneficiar de los fondos europeos Next Generation.

Si el vicepresidente en funciones, Pere Aragonès, avanza en ese sentido es algo que los grupos con representación en la Cámara, encargados de controlar la acción del Ejecutivo catalán, desconocen. Porque la Mesa del Parlament todavía no ha dado luz verde a la tramitación de las comisiones creadas por ley --Síndic de Greuges, Síndic de Comptes y Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA)-- y por reglamento --Estatuto del Diputado, Peticiones y Materias secretas--, mientras que el resto de comisiones que controlan a cada departamento de la Generalitat solo se pueden poner en marcha una vez se constituya el nuevo gobierno. Es la Mesa la que debe determinar, en primer lugar, el número de miembros de cada una de ellas para que, posteriormente, cada grupo designe a sus diputados.

 

 

¿Qué son los Fondos Europeos Next Generation? / LEYTON IBERIA

¿Qué pasa con la fábrica de baterías?

Por ejemplo, el consejero de Empresa en funciones, Ramon Tremosa, no puede rendir cuentas en la Cámara catalana de un asunto tan fundamental para la reconstrucción económica pos-Covid como es la instalación de una fábrica de baterías eléctricas en Cataluña. Así lo ha pedido Ciudadanos con la finalidad de que el político de JxCat explique la oferta de suelo que el Institut Català del Sòl (Incasòl) ha presentado para acoger esa planta. Pero la Mesa acordó la “inadmisión a trámite, dado que, de conformidad con lo que establece el artículo 172 del reglamento, las comparecencias del presidente de la Generalitat solo se pueden sustanciar en el pleno y las sesiones informativas de los miembros del Govern hacen lo propio ante las comisiones correspondientes de conformidad con lo que establece el artículo 173”. “La mayoría descoordinada independentista está bloqueando las comparecencias de los miembros del Govern”, denuncia el diputado Joan García.

La formación naranja ha pedido, además, que se constituya la comisión de la CCMA, para la que no es necesario que esté formado el nuevo Ejecutivo catalán. El reparto de los cargos de los medios públicos forma parte de las negociaciones de ERC y JxCat, de ahí que estas formaciones, que junto a la CUP tienen la mayoría en la Mesa --cinco miembros independentistas y dos de PSC-Units-- intenten soslayar las comparecencias. La reciente emisión del documental Pujol, els secrets d’Andorra, largamente demorado por TV3, ha suscitado críticas por parte de Ciudadanos y PSC-Units, por lo que han pedido formalmente la constitución de este ámbito de fiscalización. 

Aragonès y los fondos europeos

Los socialistas, a su vez, solicitan la creación de las comisiones del reglamento y las creadas por ley. Asimismo, han pedido la comparecencia en el pleno de Aragonès para que rinda cuenta de las actuaciones del Govern en relación con la actual situación económica, sanitaria y social de Cataluña, así como la propuesta prevista por la Generalitat para los fondos europeos. "En Cataluña hace 42 días que el Govern no da cuentas ante el Parlament. Queremos que expliquen en sede parlamentaria cómo está la situación de nuestro país", denunciaba el martes la portavoz socialista, Alícia Romero.

El republicano puede dar explicaciones de forma voluntaria, pero, hoy por hoy, no está obligado a hacerlo. Las sesiones de control que se celebran en los plenos ordinarios exigen que el presidente ya esté investido. No es el caso. Como se sabe, en dos ocasiones, JxCat impidió la candidatura de Aragonès. Al cierre de este artículo, nada se había avanzado en las negociaciones, lo que aboca a Cataluña a una repetición electoral.

Destacadas en Política