Menú Buscar
El presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez (i), junto al portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban (d) / EFE

PNV alcanza un acuerdo con el PSOE para apoyar la investidura de Pedro Sánchez

Los nacionalistas vascos firmarán con los socialistas el pacto este lunes en el Congreso a la espera de que ERC desbloquee el inicio de la investidura

6 min

PNV apoyará la investidura de Pedro Sánchez. Así lo explicitarán en la firma de un pacto que PSOE y los nacionalistas vascos firmarán este lunes a las 13 horas del mediodía en el Congreso. Lo harán el propio presidente del Gobierno en funciones y el líder del partido autonómico, Andoni Ortuzar. El consejero vasco de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha afirmado que este paso representa una "muy buena noticia" que "encarrila la situación de indefinición" en el Estado.

De esta forma, los socialistas sumarán a los seis diputados en la Cámara Baja con los que cuenta el PNV en los votos a favor para sacar adelante el primer Ejecutivo de coalición de la democracia, el que apoyarán sus diputados y los de Podemos. Los 120 que obtuvo el PSOE en las elecciones de noviembre y los 35 de la formación que lidera Pablo Iglesias

La abstención de ERC

El pacto con los nacionalistas vascos propiciaría a Sánchez 161 votos a favor en una sesión de investidura que el PSOE pretende celebrar antes de Reyes. No son suficientes para llegar a la mayoría necesaria, ya que se requiere la abstención con ERC que se negocia desde hace semanas. La misma que ha avanzado en las últimas horas, tal y como avanzó Crónica Global

El líder de ERC, Oriol Junqueras, junto a Gabriel Rufián en el Congreso de los Diputados / EUROPA PRESS
El líder de ERC, Oriol Junqueras, junto a Gabriel Rufián en el Congreso de los Diputados / EUROPA PRESS

Los independentistas catalanes enfrían de forma pública la celebración del pleno de investidura para finales de la semana en curso, aunque los socialistas no han tirado la toalla al respecto. Cabe tener en cuenta que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, contempla convocar el pleno con tan sólo 48 horas de margen y que con el calendario en la mano, el partido de Oriol Junqueras dispone del tiempo justo para cumplir con los plazos deseados del PSOE. Es decir, celebrar una Ejecutiva con la cúpula de la formación y convocar un Consell Nacional para ratificar el pacto que se ultima. 

Informe de la Abogacía del Estado

Todo ello, a pocas horas de que la Abogacía del Estado haga público su informe sobre la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE). Según se ha avanzado, este documento irá en línea con el pronunciamiento del pasado verano en que a favor de excarcelar a Junqueras para que formalizara su condición de eurodiputado. 

La última palabra sobre la situación procesal del líder de ERC la tiene el Tribunal Supremo. Pero la reiteración del parecer del cuerpo de letrados del Estado sería una pieza clave para sacar adelante el Gobierno de coalición, ya que es la condición pública que ERC ha puesto para facilitar el inicio de la legislatura en el país. Todo ello, con el objetivo de evitar el campo de minas que se le abre en Cataluña con el independentismo más irredento. 

Presión a los republicanos

En las últimas horas la presión hacia los republicanos ha ido in crescendo. Incluso el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, se ha sumado a la campaña contra el partido para frenar su decisión de acabar con el bloqueo en el Congreso a la investidura de Sánchez. Otro gesto que le posiciona al lado de Carles Puigdemont, con quien nunca ha escondido su proximidad, y que también ha movilizado a los próximos a ERC que le exigen "seny", tal y como ha reclamado el exdiputado republicano Josep Huguet en redes sociales. 

Todo ello, mientras Quim Torra hace frente a una semana clave en que la Junta Electoral Central le puede apear de la presidencia de la Generalitat al decidir hacer efectiva la reciente sentencia del Tribunal Suprerior de Justicia de Cataluña (TSJC) en que le inhabilita por desobediencia. Por su decisión de hacer oídos sordos a la reclamación de este órgano que le exigía retirar una pancarta independentista en período electoral. Esto propiciaría que el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, asumiera el liderazgo de la autonomía si se llegase a confirmar la pena, cuestión que tanto JxCat como Puigdemont intentan evitar de todas las maneras. Todo ello crea más distanciamiento entre los dos socios en el Ejecutivo catalán.