Menú Buscar
Las delegaciones de ERC, con Vilalta, Rufián y Jové, y del PSOE, con Ábalos, Lastra e Illa, en la reunión en el AMB para negociar los presupuestos / EFE

PSOE y ERC intensifican la negociación que incluye los presupuestos del Estado

Las delegaciones de los dos partidos se reúnen en la sede de la AMB y constatan "avances" en las vías políticas sobre "el futuro de Cataluña" y sobre la "recuperación de lo derechos sociales"

5 min

Un tercer encuentro, pero con una reunión previa en la tarde del lunes. Una reunión en Barcelona, con las dos delegaciones del PSOE y de ERC que estaba prevista para mediodía, pero que se ha iniciado a las 10 de la mañana. Todo ello denota la voluntad de profundizar en un acuerdo que no se quede en la investidura de Pedro Sánchez. La negociación en la sede del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) entre socialistas y republicanos incluye la posibilidad de aprobar de forma rápida los presupuestos del Estado para 2020. El PSOE está dispuesto a esperar a Esquerra, que necesita un tiempo prudencial para poder explicar ese acuerdo a sus bases independentistas, y, por ello, todo se podría demorar hasta finales de enero. La de este martes ha sido una reunión "fructífera", y se admite que se han "constatado avances".

Reunión PSOE y ERC / EUROPA PRESS

El encuentro se ha mantenido dentro de una gran discreción, pero esa idea sobre los presupuestos se ha trasladado, por parte de los negociadores, según fuentes conocedoras de la entrevista. El ministro de Fomento, y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, se ha reunido con el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, junto a los socialistas Salvador Illa y Adriana Lastra y los republicanos Marta Vilalta y Josep Maria Jové, con la voluntad de mantener ese diálogo en los próximos días y, si es necesario, semanas. 

En el comunicado conjunto, tras finalizar la reunión, las dos delegaciones señalan que se han “constatado avances en la definición de los instrumentos necesarios para canalizar el conflicto político sobre el futuro de Cataluña”, y que eso se deberá lograr "desde el respeto y el reconocimiento institucional mutuo", pero se incide también en que se han abordado “la recuperación de los derechos sociales, civiles y laborales”, con “coincidencias notables”, que pasan por unos presupuestos más sociales para 2020.

Las delegaciones de ERC y del PSOE,  en una de las últimas reuniones en Madrid / EFE
Las delegaciones de ERC y del PSOE, en una de las últimas reuniones en Madrid / EFE

Reuniones con agenda concreta

Sin embargo, esas negociaciones se han ido preparando con mimo. Para prepara la entrevista de este martes, las dos delegaciones se reunieron en la tarde del lunes en la sede del Consorcio de la Zona Franca.Fue un encuentro “preparatorio”, con una agenda concreta y con aspectos definidos, como esa inclusión del compromiso de negociar y aprobar las cuentas del Estado, que tendrían una consecuencia inmediata: facilitar en Cataluña los presupuestos de la Generalitat, con el apoyo al Gobierno independentista de los Comuns, el partido socio en Cataluña de Unidas Podemos. Pero el escollo sigue siendo el cómo se avanza en la superación del llamado "conflicto político". El PSOE admite que debe haber una vía política, y las dos delegaciones intentan acordan una intermediación a través de los dos gobiernos, pero con la posible incorporción de técnicos y expertos, que darían cuenta en un tiempo concreto de sus avances. Todo ello "en el marco de la Constitución", como ha insistido el líder del PSOE, Pedro Sánchez. 

Pendientes de la justicia europea

De la misma forma, con esos posibles avances en la aprobación de las cuentas del Estado, Esquerra ha dado luz verde para las cuentas municipales en el Ayuntamiento de Barcelona, que dirige la alcaldesa Ada Colau, con el primer teniente de alcalde socialista, Jaume Collboni.

Esquerra insiste en que la abstención a la investidura de Pedro Sánchez no llegará hasta enero. Antes se debe dilucidar varias incógnitas: la decisión del tribunal de la Unión Europea, sobre la inmunidad de Oriol Junqueras, que podría beneficiar, de rebote, a Carles Puigdemont, que llegará el 19 de diciembre, y el congreso de ERC, previsto para el 21 de diciembre, donde las bases republicanas deberían avalar la estrategia seguida por su dirección, capitaneada por el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès.