Menú Buscar
Adriana Lastra y Gabriel Rufián en un encuentro en el Congreso de los Diputados / EFE

El PSOE y ERC comienzan ya a negociar la investidura de Sánchez

Los negociadores de los dos partidos se emplazan este jueves en el Congreso para iniciar un proceso que puede alargarse durante semanas

5 min

Negociar. No queda otra. Y dependerá de cómo interprete cada fuerza política esa negociación. El PSOE y ERC han comenzado ya a buscar una salida que posibilite la investidura de Pedro Sánchez. Y los negociadores de los dos partidos se han emplazado para este jueves en el Congreso, tras conocer los resultados de la consulta de ERC a su militancia, que ha avalado a la dirección para que afronte un proceso que puede alargarse durante semanas.

Las posiciones son de respeto y de extrema prudencia. El PSOE, a través de la diputada Adriana Lastra, ha destacado esa votación, en la que el 70% de la militancia de Esquerra se posicionó en contra de la investidura de Sánchez, en el caso de que no se busque una negociación mediante una mesa de partidos. Eso no cierra ninguna puerta. Al revés, a juicio de los socialistas.

Lastra y Rufián

La reunión se producirá este jueves en el Congreso, a partir de primera hora de la tarde, con dos delegaciones. Por parte del PSOE, la propia Adriana Lastra, que tiene la total confianza de Pedro Sánchez; el secretario de organización del PSC, Salvador Illa; y el ministro de Fomento en Funciones y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos. Respecto a ERC, estarán el diputado y portavoz del grupo en el Congreso, Gabriel Rufián; la secretaria general adjunta, Marta Vilalta; y el presidente del consejo nacional de Esquerra, Josep Maria Jové. En los últimos días ha habido un cruce de mensajes entre Pedro Sánchez y el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, según ha señalado el político republicano. Pero no se ha entrado en el fondo de la cuestión que pasa por una mesa de partidos en la que cada parte presentará sus propuestas para "solucionar un conflicto político", en palabras del propio Aragonès. 

La petición de Esquerra de constituir una mesa de diálogo, en la que también debería estar presente miembros de los dos gobiernos, no ha creado una animadversión por parte del PSOE, aunque los recelos se mantienen. En paralelo, se ha difundido que el PSC dejará constancia en su ponencia política, en el congreso de mediados de diciembre, que Cataluña es una nación, en un Estado “plurinacional”. Y eso ha causado malestar entre algunos barones del PSOE.

Pere Aragonès, junto a Marta Vilalta y Gabriel Rufián, valoran los resultados del 10N / ERC
Pere Aragonès, junto a Marta Vilalta y Gabriel Rufián, valoran los resultados del 10N / ERC

La advertencia de Lambán

Uno de ellos es el presidente de Aragón, Javier Lambán, que ha señalado que esa definición no sería necesaria, si, como es el caso del PSC, no se pretende romper con el estado ni dotar a Cataluña de una personalidad jurídica y política propias.  “Para exaltar la sardana o la Virgen de Montserrat no entiendo que una comunidad autónoma se declare como nación”, ha asegurado.

Lo que Lambán pone sobre la mesa es el propio límite de las posiciones políticas o de las reivindicaciones sobre la nacionalidad. “El contenido es siempre equívoco cuando se habla de nación porque, normalmente, cuando a lo largo de la historia y a lo largo y ancho de este mundo se habla de nación, su declaración va indisolublemente ligada a consecuencias jurídicas y políticas que acaban derivando a un ámbito de soberanía”. Si la negociación condujera a una situación similar, Lambán señala que se plantaría.