Menú Buscar
A la izquierda, Ignasi Rafel (Construïm), junto a Mario Romeo (Tercera Via), impulsores de Portes Obertes del Catalanisme y de un manifiesto contrario a un referéndum unilateral / CG

Exdirigentes de PSC y UDC dicen no al referéndum y sí a la singularidad nacional catalana

La plataforma Portes Obertes del Catalanisme (Tercera Via y Construïm) presenta un manifiesto contrario a las vías unilaterales y a la petrificación de la ley

3 min

Renunciar al referéndum e instar al Gobierno español a que establezca de forma inmediata un marco de negociación con Cataluña. Estos son los ejes del manifiesto “Contra la ley, no; solo con la ley, tampoco” que la plataforma Portes Obertes del Catalanisme presentará este jueves en el Colegio de Abogados de Barcelona. El acto consistirá en un debate en el que participará el exvicepresidente del Tribunal Constitucional Eugeni Gay; la exconsejera de Justicia de la Generalitat Pilar Fernández Bozal, y el catedrático de Derecho Constitucional de la Universitat de Barcelona, Xavier Arbós.

Portes Obertes del Catalanisme es una plataforma impulsada por Tercera Via y Construïm, vinculadas respectivamente a excargos del PSC y UDC. No tiene vocación de convertirse en partido político, sino de espacio de encuentro. Por ello, al acto han sido invitados dirigentes de todo el espectro político y social catalán.

"La desobediencia degrada nuestras instituciones"

Mario Romeo (Tercera Via), ha precisado que no es un manifiesto “para recoger firmas”, en alusión al Pacto Nacional por el Referéndum, ni está dirigido solo a juristas. El objetivo es proclamar que “la ley se debe cumplir, pero no es un elemento petrificado. El respeto a la ley es la base de la democracia y la democracia no puede banalizarse. La desobediencia degrada nuestras instituciones”.

Por ello, el manifiesto insta al Govern a “suspender la prevista convocatoria de un referéndum de autodeterminación, al menos provisionalmente, lo que no supone renunciar a cualquier planteamiento legítimo en una sociedad democrática”. Asimismo, el documento pide “renunciar explícitamente a la desobediencia del marco legal, sin renunciar al legítimo propósito de cambiar aquellas normas que considere lesivas para los intereses de Cataluña”.

Críticos con la situación Cataluña-España

Ignasi Rafel (Construïm) ha dicho que los integrantes de este movimiento son “críticos con la situación entre Cataluña y España”. Al respecto, el manifiesto pide al Gobierno español que “inicie rápidamente la negociación de las cuestiones reiteradamente planteadas por la Generalitat en relación al ejercicio de sus competencias y concretar la ejecución de las inversiones pendientes del Estado en Cataluña”. Asimismo, Portes Obertes del Catalanisme pide al Estado que respete la “singularidad nacional de Cataluña”.

Jordi Menéndez (Tercera Via) propone “poner el contador a cero”: “A veces olvidamos por qué nos estamos peleando. Quien propone la secesión es porque hay cosas que no se están haciendo bien”.