Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La portavoz del PSC en el Parlament, Alícia Romero, defiende la suspensión de Borràs / EUROPA PRESS

El PSC, también a favor de suspender a Borràs para que el Parlament "funcione con normalidad"

La diputada socialista, Alícia Romero, reclama elegir una nueva presidencia para continuar con los trabajos parlamentarios

2 min

La diputada del PSC, Alicia Romero, también se ha posicionado a favor de suspender a Laura Borràs para que el Parlament "funcione con normalidad". Así lo ha dicho la portavoz socialista después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) haya abierto juicio oral contra ella por los delitos de prevaricación y falsedad documental que presuntamente cometió cuando estaba al frente de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).

Así pues, el próximo jueves en la reunión de la mesa extraordinaria el PSC "votará a favor de la suspensión de la presidenta del Parlament". Piden, además, elegir una nueva presidencia para continuar con los trabajos parlamentarios en un contexto de "crisis económica, que es lo que más preocupa a los ciudadanos".

La institución, "contra las cuerdas"

Tras la noticia del TSJC, el líder de la oposición Salvador Illa ha llamado a Borràs para pedirle que dé un paso al lado para que la Cámara catalana pueda elegir un nuevo presidente. En este sentido, Romero ha insistido en que debe ser ella quien tome la decisión de apartarse para "no poner la institución contra las cuerdas".

La presidenta del Parlament, Laura Borràs / EUROPA PEESS
La presidenta del Parlament, Laura Borràs / EUROPA PEESS

Asimismo, la socialista ha emplazado a ERC y Junts a proponer nombres para sustituir a Borràs en el cargo si finalmente dimite. Considera que, dado este escenario, debería pedirse "opinión jurídica" a los letrados sobre qué funciones podrá asumir y cuáles no si es suspendida con base en el 25.4 del reglamento de la Cámara.

"Pedimos a Laura Borràs que se vaya y permita que este Parlament permita seguir funcionando", ha añadido Romero, que defiende que la presidenta pueda conservar el escaño hasta que se resuelva su situación.