Menú Buscar
Reunión de la Mesa del Parlamento catalán, que aprobó constituir la ponencia para agilizar la "desconexión" / CG

El PSC impugna el reglamento del Parlament para evitar la independencia exprés

La iniciativa implica que esta reforma, con la que se pretende dar luz verde a una "fantasmagórica ley de desconexión", no podrá votarse en el Pleno del día 14

3 min

El PSC ha registrado este jueves el recurso en el Consell de Garanties Estatutàries contra la reforma del reglamento del Parlament que han impulsado JxS y la CUP, al considerar que vulnera varios artículos del Estatut y de la Constitución.

En el recurso, los socialistas alegan que la reforma tiene dos defectos: considera que ataca los derechos de las minorías parlamentarias; y que es una vía encubierta para facilitar la aprobación de la ley de 'desconexión' que, a la práctica, supondría la "derogación" del Estatut y la Constitución.

Advierten de que no se puede pasar por alto que el último objetivo de esta reforma del reglamento es aprobar por el trámite de urgencia "la fantasmagórica ley de desconexión", y concluye que esto vulnera el ordenamiento jurídico.

La presentación de este recurso por parte del PSC supone que la mayoría soberanista no podrá llevar la reforma del reglamento en el próximo Pleno, previsto para el 14 de junio, y deberá esperar a que el Consell se pronuncie, que tiene un mes para hacerlo.

Las declaraciones de Salellas y Turull

El PSC adjunta en el recurso lo que declararon el diputado de la CUP Benet Salellas y el de JxS Jordi Turull en la comisión parlamentaria que abordó la reforma del reglamento, ya que consideran que avala su tesis.

Salellas explicó que la reforma busca aprobar esta ley de desconexión porque es la única forma de que los catalanes puedan decidir a través del voto "si quieren continuar o no dentro del Reino de España y, por lo tanto, si quieren proclamar una república catalana".

Turull alegó que con esta reforma su grupo busca forzar "todos los mecanismos legales y democráticos que tienen al alcance" para hacer posible la independencia de Catalunya, ya que es un mandato ciudadano.

Por estas dos explicaciones, el PSC ve demostrado que los soberanistas quieren impulsar una reforma del reglamento para aprobar una ley contraria a los mecanismos legales para cambiar la Constitución (artículos 166 y 87.2) y del Estatut (artículo 132).

El PSC no está en contra de la lectura única, pero considera que este trámite debería aplicarse solo en casos que generen mucho consenso, y no que dos grupos que tengan la mayoría puedan aplicarlo cuando les convenga.