Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un furgón de la Guardia Urbana arde en las Ramblas de Barcelona durante una manifestación en defensa de Pablo Hasél / CG

El PSC propone mociones de condena tras el "intento de homicidio" de un guardia urbano

Los socialistas han redactado una declaración para que los ayuntamientos condenen sin matices el vandalismo, defiendan a los Mossos y apoyen al tejido comercial afectado por los destrozos

5 min

El PSC ha elaborado una declaración institucional destinada a que los ayuntamientos condenen sin matices el vandalismo urbano, defiendan al cuerpo de los Mossos d'Esquadra y apoyen al tejido comercial afectado por los destrozos.

Los socialistas consideran que el ataque y quema de un vehículo de la Guardia Urbana el pasado sábado y el "intento de homicidio del agente que lo conducía", en medio de los disturbios que se volvieron a producir en la ciudad de Barcelona, ​​constituyen "un grave atentado contra la autoridad democrática".

"Traspaso de todas las líneas rojas"

Ante esta "nueva agresión vandálica, que traspasa todas las líneas rojas", el PSC considera fundamental que todas las instituciones públicas coordinen sus esfuerzos "y sean muy claras en sus mensajes de condena". Por este motivo, el PSC presentará una propuesta de Declaración Institucional en defensa de la preservación del orden público democrático y en apoyo a los Mossos y el resto de cuerpos de seguridad, bomberos, servicios de emergencia y de limpieza que trabajan para recuperar la normalidad en el espacio público a todos los ayuntamientos donde tiene representación.

Con esta moción, que recoge también el apoyo explícito al tejido comercial y el reconocimiento a los servicios públicos de limpieza y emergencias, el PSC quiere "interpelar al conjunto de las fuerzas políticas a alzar la voz para afianzar la necesidad de mantener el orden público, garantía de libertad democrática, al tiempo que se exigen responsabilidades ante unos hechos de máxima gravedad.

"Escalada de saqueo"

Para el secretario de Política Municipal del PSC, Jaume Collboni, "hay que detener la escalada de saqueo por parte de una minoría de vándalos en la vía pública". Recuerda que "ir institucionalmente juntos es una prioridad pero primero es necesario que el Gobierno de la Generalitat, que dispone de la autoridad competencial, asuma su error al no haber mostrado desde el minuto cero un apoyo explícito y sin fisuras a el trabajo de los Mossos y demás cuerpos de seguridad, que han trabajado para restablecer el orden público y la paz social en los municipios catalanes afectados por los disturbios". En la misma línea, considera "inadmisible" la "instrumentalización que algunas formaciones parlamentarias están haciendo del cuerpo policial de cara a las negociaciones para la formación del futuro gobierno".

El texto de esta Declaración Institucional recuerda que el Parlament aprobó una resolución sobre modelo de seguridad de 48 puntos, en base a las conclusiones de la comisión de estudio del Modelo de Seguridad y Orden público y del Uso de Material Antidisturbios en Eventos de Masas. Pero el actual Govern "ha obviado la mayoría de los puntos. Así, no se ha actualizado el material que los agentes necesitan para ejercer sus funciones, ni se ha propuesto una ley de espacio público de acuerdo con lo que se pedía a las conclusiones de la Comisión en la línea de establecer 'los criterios para conciliar el derecho a manifestarse libremente con el derecho a disfrutar de un espacio público seguro' y 'una política que garantice unas condiciones de trabajo dignas y la posibilidad de disponer de los medios técnicos para llevar a cabo correctamente la su tarea'".

La declaración recoge la petición que el Grupo Socialista registró la semana pasada en el Parlament para que el vicepresidente en funciones, Pere Aragonés, de explicaciones respecto a la "tardanza y confusión dentro del propio ejecutivo en la defensa de la actuación de los Mossos y la inoperancia de la Consejería de Interior a la hora de coordinar una acción conjunta para preservar el orden público en los municipios que han sufrido disturbios y estragos vandálicos intolerables, ocasionados por una minoría violenta".