Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El candidato a la Generalitat de Cataluña por el PSC, Salvador Illa, en rueda de prensa / EFE

El PSC reivindica a una “mujer de izquierdas” como presidenta del Parlament

Assumpta Escarp se posiciona como candidata para tomar el control de una Cámara a la que también aspira Laura Borràs

3 min

El PSC reivindica que el Parlament esté presidido por una “mujer de izquierdas” en la próxima legislatura. Esta es la propuesta que lanzará la formación encabezada por Salvador Illa cuando se constituya la Cámara catalana, cuya fecha límite es el viernes 12 de marzo.

El ganador de los comicios del 14F ha declinado hacer público el nombre en la misma entrevista en La Sexta. Con todo, da alas a la apuesta por Assumpta Escarp. Se trata de una de las diputadas más veteranas de la delegación socialista y con una experiencia y conocimiento extenso de la normativa parlamentaria. También estaba en la terna el nombre de David Pérez, secretario segundo de la mesa en las últimas legislaturas.

Assumpta Escarp, diputada del PSC en el Parlament de Cataluña / PABLO MIRANZO (CG)
Assumpta Escarp, diputada del PSC en el Parlament de Cataluña / PABLO MIRANZO (CG)

Borràs, Budó y Costa

Presidir el Parlament es un cargo cotizado en estos momentos. Algunas voces de JxCat dan por sentado que su partido asumirá esta responsabilidad tras reeditar el pacto de gobierno con ERC con un pequeño cambio, ya que los resultados electorales dejan por primera vez a los republicanos como líderes de la coalición independentista.

Tal y como avanzó Crónica Global, en este partido existe una pugna interna para recoger el relevo de Roger Torrent. Tanto la consejera de presidencia y portavoz, Meritxell Budó, como el secretario primero de la mesa, Josep Costa, se han posicionado para ello. Otra de las estrategias que se persigue es que asuma el cargo Laura Borràs, ya que podría usar su papel en la Cámara catalana como escenario de confrontación si finalmente es inhabilitada por trocear contratos en el Institut de les Lletres Catalanes.

Definir qué se debate

Más allá de la política de gestos, la presidencia del Parlament es clave para marcar el camino de la próxima legislatura. Además de moderar los debates en la Cámara, desde esta posición se puede declinar llevar al plenario determinados debates por chocar con la legislación vigente. Torrent, por ejemplo, se negó a proponer una investidura simbólica de Carles Puigdemont, hecho que le enemistó para siempre con el expresidente fugado y su círculo de mayor confianza.

Parte del baile de la negociación del próximo Govern está relacionado con quién presidirá el Parlament. Illa, vencedor de las elecciones por votos, reivindica la plaza para una mujer de sus filas. Pere Aragonès, de nuevo, tiene la llave para decidir.

Destacadas en Política