Menú Buscar
El expresidente de ña Generalitat, Carles Puigdemont / EFE

El PSC impugna la investidura virtual de Puigdemont

Los socialistas piden dictamen al Consejo de Garantías sobre la reforma de la ley de presidencia, hecha “a medida y encaminada a permitir, sea como sea, la investidura” del expresidente

27.03.2018 13:34 h.
2 min

El grupo parlamentario PSC-Units per Avançar ha pedido un dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias (CGE) sobre la reforma de la ley de Presidencia y del Govern con la que los independentistas pretenden dar vía libre a la investidura a distancia de Carles Puigdemont. La Mesa del Parlament dio luz verde a esta iniciativa de Junts per Catalunya por la vía de urgencia, por lo que, en principio, el CGE debería pronunciarse antes de una semana. El texto presentado por el PSC puede leerse en este enlace.

El dictamen ha sido solicitado un día antes de que se celebre un pleno extrordinario en el Parlament donde, gracias al rodillo de JxCAT, ERC y CUP, se aprobará una propuesta favorable al derecho de Puigdemont a ser candidato a la presidencia de la Generalitat.

En su propuesta de reforma de la ley, los independentistas sugieren que “en caso de ausencia, enfermedad o impedimento del candidato en el momento de presentación de programa de gobierno” el Parlament “podrá autorizar por mayoría absoluta la celebración del debate de investidura sin la presencia o sin la intervención del candidato”.

Reuniones del gobierno a distancia

La ley da luz verde a que todos el gobierno pueda “constituir, convocar, celebrar sus sesiones, adoptar acuerdos y remitir actos tanto de forma presencial como a distancia”. Los socialistas consideran que esta reforma es contraria a los estipulado en el artículo 67 del Estatut, así como de varios artículos de la Constitución española.

Subraya el PSC que Puigdemont no ha renunciado todavía formalmente a su escaño y que, por tanto, la reforma que se propone tramitar de urgencia pretende está hecha “a medida y encaminada a permitir, sea como sea, la investidura de Puigdemont y la existencia de un gobierno cuyos consejeros puedan no encontrarse físicamente en Cataluña”. Recuerdan también el informe de los letrados del Parlament contrario a ese tipo de investidura a distancia.