Menú Buscar
La portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados / CG

El PSC augura que el sucesor de Forcadell volverá a actuar al dictado de Puigdemont

“Parece que no hay mucha cola para presidir la Mesa”, ha bromeado Granados, quien califica de “delirio” las pretensiones telemáticas de Puigdemont

3 min

La portavoz del PSC, Eva Granados, ha valorado muy negativamente el trabajo de Carme Forcadell. “Ha hecho un flaco favor a la institución, ha trabajado al dictado de una mayoría parlamentaria, vulnerando los derechos del resto de grupos”, ha dicho la socialista, tras la renuncia de Forcadell de revalidar la presidencia de la Cámara catalana.

“Parece que no hay mucha cola para asumir ese cargo. Si se trata de actuar al dictado de Carles Puigdemont, parece que no hay mucha gente dispuesta”.

Los socialistas han celebrado hoy su primera reunión de los diputados electos y han decidido Grupo Parlamentario Socialistas y Units per Avançar. El PSC ha decidido proponer como miembro de la Mesa a David Pérez, que ya lo fue en la anterior legislatura.

“Lamentamos que a pocos días de la investidura (día 17), el único debate sea de políticos que hablan de sus problemas, en lugar de hablar de los problemas de los ciudadanos”, ha dicho la socialista.

Ha calificado de “delirio” los planteamientos de Junts per Catalunya de que Carles Puigdemont pueda gobernar de forma telemática.

Los socialistas han consultado con juristas, quienes aseguran que se puede celebrar una sesión constitutiva el día 17 aunque los independentistas intenten bloquearla con su ausencia, tal como se ha especulado, para que corran los plazos.

El reglamento del Parlament

Añaden que la delegación del voto está perfectamente regulada en el reglamento del Parlament (maternidad/paternidad, enfermedad) y, respecto a la investidura telemática, los juristas consultados coinciden en que “no se puede hacer una teleinvestidura, pues el candidato debe estar presente”.

El PSC pedirá un informe a los letrados del Parlament, pero ha recordado que en el anterior mandato, los independentistas hicieron valer su mayoría para impedir que los servicios jurídicos atendieran esa petición.

Granados ha explicado que su grupo parlamentario se ha planteado tres objetivos: respecto a la ley, que no se elijan cargos que no pueden ser ejercidos y tener un gobierno estable que pueda negociar con el Ejecutivo español.

El PSC ha explicado su preocupación por la situación de la financiación de las guarderías. “Ahora ya tenemos sentencias judiciales –que obligan a pagar los atrasos a la Generalitat—y esperamos que el Govern restituya esas ayudas”, ha dicho.