Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente Jordi Puigneró durante la presentación del CatVers, uno de los proyectos para fomentar el monolingüismo / GENCAT

Proyecto Aina, la nave nodriza del monolingüismo

El Govern recurre a la inteligencia artificial para blindar el catalán con dinero estatal, según denuncian las entidades que defienden el bilingüismo, pero el Gobierno minimiza su participación

6 min

Las negociaciones entre ERC y el Gobierno español sobre las cuotas de catalán en Netflix en catalán han dejado en segundo plano otros proyectos más potentes en los que también participa el Ejecutivo de Pedro Sánchez, y que forman parte del plan de la Generalitat para blindar la inmersión. Se trata del proyecto Aina, considerado la nave nodriza del monolingüismo en el ámbito de las nuevas tecnologías y que depende del departamento de Vicepresidencia y Políticas Digitales.

Su titular, Jordi Puigneró, presentará oficialmente “el proyecto para garantizar el catalán en la era digital” en las próximas semanas. Las entidades que defienden el bilingüismo critican que el Gobierno financie Aina a través de Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), pero el Gobierno precisa que sus ayudas van dirigidas a una herramienta anterior, extensiva al euskera y el gallego, y que este año no hay comprometido presupuesto para AINA.

Pulso sobre la inmersión

Como se sabe, el Govern ha respondido a las sentencias judiciales que ordenan aumentar las horas de castellano en los colegios con una serie de acciones dirigidas a blindar la inmersión y potenciar el monolingüismo. Uno de los proyectos estrella es Aina, cuya finalidad es generar recursos digitales y lingüísticos necesarios para facilitar el desarrollo de aplicaciones basadas en la inteligencia artificial (IA) y las tecnologías de la lengua, como los asistentes de voz, traductores automáticos o agentes conversacionales en catalán.

Según explica la web corporativa de Aina, escrito solo en catalán e inglés, el primer recurso generado es el corpus del catalán para entrenar los algoritmos de IA, con 1.770 millones de metadatos asociados a palabras. La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales –ente que gestiona TV3 y Catalunya Ràdio—aportará todo su repositorio documental.

Participación del Gobierno

El proyecto AINA tiene un presupuesto global de 13,5 millones de euros, en el que participa el Gobierno español. Y es ahí donde Impulso Ciudadano ha cuestionado que el Ministerio de Economía participe en “el despliegue de políticas digitales al servicio del nacionalismo”.

"En el reciente debate de los Presupuestos Generales del Estado se dedicaron ríos de tinta a las exigencias independentistas de una cuota catalana en las producciones televisivas, pero la concesión Netflix del Gobierno de Sánchez es cuestión menor comparada con el apoyo económico que recibe Aina del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital", afirman desde Impulso Ciudadano.

El Ministerio se desmarca

Pero fuentes del Ministerio de Economía explican a Crónica Global que “desde la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA) participamos en el proyecto a través del Plan de Tecnologías del Lenguaje y en el marco del encargo que tenemos con el BSC para proyectos en ese ámbito”. Precisan que “la participación por nuestra parte consiste en la financiación de una parte del proyecto Aina. En concreto, como este proyecto se basa en una herramienta anterior (Roberta), lo que hacemos es destinar 46.287,36 euros a entrenar y evaluar esta herramienta, pero también destinamos otros 23.000 para mejorar la plataforma en el caso del euskera y otros 23.000 para el gallego”.

Según estas fuentes, “se trata de mejorar y perfeccionar un modelo cuya finalidad es crear recursos digitales y lingüísticos para facilitar el desarrollo de asistentes de voz, traductores y agentes conversacionales en catalán, pero que se basa en una herramienta (Roberta) que es utilizable y replicable en otros idiomas, como el caso del euskera o gallego”.

Facebook en catalán

El marco temporal de la financiación señalada por el Ministerio es de 2020-2021. “Para este 2022, no hay previsto nada parecido. Habrá obviamente colaboración de traspaso de conocimiento, experiencias y compartición de datos para modelo multilingües o algún desarrollo, pero no una 'participación financiera'”. También planean desde el BSC colaboración con el Proyecto Nos de Galicia.

El blindaje digital del catalán es mucho más amplio. El pasado día 10, el Govern presentó CatVers, el metaverso catalán, un nuevo proyecto del CBCat (Centro Blockchain de Cataluña) en colaboración con la Cámara de Comercio de Barcelona y el Departamento de la Vicepresidencia y de Políticas Digitales y Territorio. Se trata de un entorno virtual como el que promueve Facebook (ahora Meta, en referencia al metaverso), pero íntegramente en catalán a través del cual los usuarios pueden acceder a espacios y salas personalizados donde trabajar, pasar el rato e interactuar entre sí.