Menú Buscar
Trabajadores afectados por el ERE de General Cable en el Parlament / CG

La protesta por los ERE vuelve al Parlament

El Govern, que ha tardado dos semanas en reunirse con trabajadores de General Cable, culpa de los 600 despidos al contexto mundial y al PSOE, sin desvelar si tiene un plan de contingencia

10.10.2019 00:00 h.
5 min

Hacía tiempo que no se veía en el Parlament la imagen de trabajadores afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) asistiendo a un debate político. El tiempo dirá si el despido de 600 empleados de la empresa Prysmian de las plantas de Montcada i Reixach y Manlleu --la Generalitat confiesa que, indirectamente, afecta a 2.000 personas-- confirma las advertencias sobre una futura recesión, pero ni el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ni el consejero de Trabajo, Chakir El Homrani, parecen tomarse en serio esta crisis. Mientras el primero aseguraba que esos despidos forman parte de una tendencia mundial, el segundo echaba la culpa al PSOE por no haber revocado la reforma laboral del PP.

Lo cierto es que el Govern tardó dos semanas en reunirse con los afectados, que siguieron el Pleno desde la tribuna de invitados. En la mente de los parlamentarios más veteranos estaban las grandes deslocalizaciones que se produjeron en Cataluña durante la crisis económica. Si la Generalitat tiene un plan de contingencia, ayer no lo desveló.

Tuvo ocasión de hacerlo durante la sesión de control del Parlament. La diputada del PSC, Marta Moreta, preguntó al consejero de Trabajo sobre la situación de los trabajadores de Prysmian, multinacional italiana que hace dos años compró General Cable y que ha anunciado el despido de los trabajadores de las plantas catalanas. El martes, Chakir El Homrani recibió a los comités de empresa, dos semanas después de que se anunciara el cierre. “¿Qué piensan hacer por la industria de nuestro país? ¿Qué acciones han llevado a cabo para frenar el cierre?”, preguntó Moreta.

"Una reunión técnica"

El consejero poco o nada aclaró, más allá de ponerse a la defensiva y asegurar que “hemos acordado trabajar conjuntamente con el departamento de Empresa en torno a una reunión técnica”. La socialista insistió sobre la búsqueda de un grupo inversor o la situación en la que quedarán las familias. El consejero estalló. No concretó ninguna medida y replicó con una fuerte arremetida contra el PSOE y sus promesas no cumplidas de revocar la reforma laboral del PP y de devolver a la Generalitat la autorización administrativa de los ERE, un instrumento, dijo, esencial para defender los puestos de trabajo.

La portavoz de Catalunya en Comú-Podem, Marta Ribas, durante la sesión de control celebrada en el Parlament / PARLAMENT
La portavoz de Catalunya en Comú-Podem, Marta Ribas, durante la sesión de control celebrada en el Parlament / PARLAMENT

En su turno de explicaciones a la oposición, el presidente Torra tampoco esclareció el asunto. En esta ocasión fue Marta Ribas quien, por parte de Catalunya en Comú-Podem, preguntó sobre el aumento de los ERE.

“Estamos preocupados no sólo por lo que puede pasar en Cataluña, sino por lo que puede pasar a nivel mundial. Ayer el Fondo Monetario Internacional apuntaba a la grave situación en la que se encontrará el comercio mundial a partir de ahora”. A las repreguntas de Ribas, el presidente catalán invocó los pactos nacionales por la Sociedad del Conocimiento y por la Industria.

Precisamente el pasado martes, CCOO de Cataluña exigía el desarrollo "efectivo y con dotación suficiente" de ambos pactos. El referente a la Sociedad del Conocimiento está en fase de elaboración.